REGLAMENTO GENERAL DE DEBERES MILITARES (2023)

REGLAMENTO GENERAL DE DEBERESMILITARES

Publicado enel DOF el 26 de marzo de 1937

Última reformapublicada DOF 4 de diciembre de 1943

Al margen un sello que dice:Poder Ejecutivo Federal.- Estados Unidos Mexicanos.- México.- Secretaría deGuerra y Marina.

LAZARO CARDENAS, Presidente Constitucional delos Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes, sabed:

Que en uso de las facultadesque confiere al Ejecutivo de la Unión, la fracción I del artículo 89 de laConstitución Política de la República, ha tenido a bien expedir el siguiente:

REGLAMENTO GENERAL DE DEBERESMILITARES.

DEBER Y DISCIPLINA

Definiciones

Se entiende por deber, elconjunto de las obligaciones que a un militar impone su situación dentro delEjército. La subordinación, la obediencia, el valor, la audacia, la lealtad, eldesinterés, la abnegación, etc., son diversos aspectos bajo los cuales sepresenta de ordinario. El cumplimiento del deber es a menudo áspero y difícil,y no pocas veces exige penosos sacrificios; pero es el único camino asequiblepara el militar que tiene conciencia de su dignidad y de la importancia de lamisión que la patria le ha conferido. Cumplirlo con tibieza, por fórmula, escosa que pugna con el verdadero espíritu de la profesión. El militar debeencontrar en su propio honor, el estimulo necesario para cumplirlo con exceso.

La disciplina es la norma a quelo militares deben sujetar su conducta; tiene como bases la obediencia, y unalto concepto de honor, de la justicia y de la moral, y por objeto, el fiel yexacto cumplimiento de los deberes que prescriben las Leyes y ReglamentosMilitares.

EL SERVICIO DE LAS ARMAS EXIGEQUE EL MILITAR LLEVE EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER HASTA EL SACRIFICIO, Y QUEANTEPONGA AL INTERES PERSONAL, LA SOBERANIA DE LA NACION, LA LEALTAD A LASINSTITUCIONES Y EL HONOR DEL EJERCITO.

TÍTULO I

DEBERES COMUNES A TODOS LOSMILITARES.

CAPÍTULO I

DISCIPLINA

ARTÍCULO 1.- El interés delservicio exige que la disciplina sea firme, pero al mismo tiempo razonada. Todorigor innecesario, todo castigo no determinado por las leyes o reglamentos quesea susceptible de producir un sentimiento contrario al del cumplimiento deldeber, toda palabra, todo acto, todo ademán ofensivos, así como las exigenciasque sobrepasen las necesidades o conveniencias del servicio y en general todolo que constituya una extralimitación por parte del superior hacia sussubalternos, están estrictamente prohibidos y serán severamente castigados.

ARTÍCULO 2.- El principio vitalde la disciplina es el deber de obediencia. Todo militar debe tener presenteque tan noble es mandar como obedecer y que mandará mejor quien mejor sepaobedecer.

ARTÍCULO 3.- Las órdenes deber(sic) ser cumplidas con exactitud e inteligencia, sin demoras nimurmuraciones; el que las recibe, sólo podrá pedir le sean aclaradas, cuando leparezcan confusas, o que se le den por escrito cuando por su índole así loameriten. Se abstendrá de emitir cualquier opinión, salvo el caso de haceraclaraciones respetuosas. Para no entorpecer la iniciativa del inferior, lasórdenes sólo expresarán, generalmente, el objeto por alcanzar, sin entrar endetalles de ejecución.

ARTÍCULO 4.- Queda prohibido alos militares, cualquiera que sea su jerarquía, dar órdenes que sean contrariasa las leyes y reglamentos, que lastimen la dignidad o decoro de sus inferiores,o que constituyan un delito. En este último caso el superior que las da y elinferior que las ejecuta, serán responsables conforme al Código de JusticiaMilitar.

ARTÍCULO 5.- La subordinacióndebe ser rigurosamente mantenida entre grado y grado de la jerarquía militar;la exacta observancia de las reglas que la garantizan, mantendrá a cada unodentro del límite justo de sus derechos y deberes.

ARTÍCULO 6.- Entre individuos deigual grado, puede existir también la subordinación, siempre que alguno deellos esté investido de un mando especial. Esta regla tiene lugarprincipalmente cuando un militar desempeña un mando interino o accidental.

ARTÍCULO 7.- El ejercicio normaldel mando exige, de parte de todo militar, un conocimiento perfecto de susdeberes y derechos; manteniéndose constantemente dentro del espíritu de lasprescripciones reglamentarias, ningún militar que lo ejerza debe vacilar entomar la iniciativa, y aceptar las responsabilidades de su empleo.

ARTÍCULO 8.- Todo militar conmando deberá conocer a sus subordinados: su mentalidad, su procedencia, susaptitudes, su salud, sus cualidades y defectos.

ARTÍCULO 9.- Los militarestienen obligación de desempeñar las comisiones del servicio que se les nombre deacuerdo con sus empleos o las funciones que desempeñen en el Ejército.

ARTÍCULO 10.- Para que noignoren las responsabilidades en que incurren si llegan a cometer algunaomisión, falta o delito, deberán conocer con minuciosidad las leyes militares yreglamentos que se relacionen con su situación en el Ejército.

ARTÍCULO 11.- Se prohíbe a losmilitares, bajo severo castigo, toda conversación que manifieste tibieza en elservicio o desagrado por la fatiga que exige su obligación.

ARTÍCULO 12.- Aceptarán dignamentey con satisfacción las obligaciones que les imponga su servicio en el Ejército,prestando, siempre que les sea posible, su ayuda moral y material a susinferiores y compañeros que la necesiten, pues no deben olvidar nunca que lasolidaridad y ayuda mutua, facilitan la vida en común y el cumplimiento de losdeberes militares, constituyendo el espíritu de cuerpo, sentimiento de lascolectividades que todos los militares tienen el deber de fomentar.

ARTÍCULO 13.- Todo militar harápor los conductos regulares, comenzando por su inmediato superior, lassolicitudes que eleve y sólo podrá salvarlos, cuando se trate de asuntos ajenosal servicio o quejas contra algún superior; en este caso, ocurrirá al inmediatosuperior de quien le haya inferido el agravio o de quien no haya atendido suqueja y aún tiene derecho de acudir hasta el Presidente de la República.

ARTÍCULO 14.- Los superiorestienen obligación de cumplir exactamente y hacer cumplir a sus inferiores, lasórdenes que hayan recibido, no pudiendo disculparse en modo alguno con laomisión o descuido de éstos, en la inteligencia de que por el disimulo, recaeráen ellos la responsabilidad.

ARTÍCULO 15.- Todo militar quedé una orden, tiene el deber de exigir que se cumpla, y los oficiales y lasclases inferiores el de vigilar su ejecución; tolerar que una orden no seaejecutada, es una falta de firmeza, y ponerse en el caso de nulificarla sinmotivo, es prueba de debilidad y de poco carácter, ambas cosas son contrarias ala disciplina.

ARTÍCULO 16.- Todo militar quese exprese mal de sus superiores en cualquier forma, será severamentecastigado. Si tuviere queja de ellos, la producirá a quien la pudiere remediary por ningún motivo dará mal ejemplo con sus murmuraciones.

ARTÍCULO 17.- Cuando el militareleve quejas infundadas, haga públicas falsas imputaciones contra sussuperiores o cometa indiscreciones en asuntos del servicio, será castigado conarreglo a lo prescrito por el Código de Justicia Militar.

ARTÍCULO 18.- Usarán suvestuario en la forma que previene el Reglamento de Uniformes y Divisas, sinmezclar las prendas de los diferentes uniformes entre sí ni con las de paisano,debiendo conservarlas siempre limpias y sin roturas.

ARTÍCULO 19.- Para demostrar consu porte, aire marcial y buenas maneras, el espíritu de dignidad que debedistinguir a todos los miembros del Ejército, tienen obligación estricta depresentarse siempre perfectamente aseados, tanto en su persona como en suvestuario, armas y equipo; usarán el cabello corto, la barba rasurada y sinpatillas. Cuando transiten en la vía pública mantendrán la cabeza erguida, nose desabotonarán la guerrera, no leerán ni llevarán las manos metidas en losbolsillos. Jamás producirán escándalo, ya sea hablando en voz alta para llamarla atención, profiriendo palabras obscenas o insolencias, o cometiendo actosque puedan provocar el desprecio a su persona.

ARTÍCULO 20.- No podrán tomarparte en espectáculos públicos, salvo los deportivos y culturales y con laautorización del Jefe de quien dependan.

ARTÍCULO 21.- No entrarán encantinas, garitos, ni otros sitios de prostitución; no se exhibiránpúblicamente en unión de prostitutas, ni aun vistiendo de paisanos, si en estecaso algún indicio denuncia su identidad militar; tampoco las introducirán nirecibirán en los cuarteles o dependencias militares.

ARTÍCULO 22.- Todos los miembrosdel Ejército cualesquiera que sea su jerarquía o situación, tendrán obligaciónde estudiar constantemente para estar en condiciones de poder desempeñar contoda eficiencia, la misión que les corresponda.

ARTÍCULO 23.- Fuera de los casosde maniobras o ejercicios en el campo, jamás se sentarán en el suelo, y entodas la ocasiones de su vida, hasta en los actos más familiares, procurarán nocometer acción alguna que pueda traducirse en desprestigio del Ejército, endesdoro de su corporación o que cause menosprecio a su persona.

ARTÍCULO 24.- Una de lasatenciones a que deben dar preferencia bajo su más estricta responsabilidad, esno dejar de dar curso por ningún motivo ni pretexto, a las solicitudes que porlos conductos debidos lleguen hasta ellos, para no perjudicar en lo más mínimolos intereses de los que les están subordinados.

ARTÍCULO 25.- Toda instanciaque hubiere sido denegada por la Superioridad, no podrá repetirse sino despuésde que haya desaparecido la causa de motivó la denegación.

ARTÍCULO 26.- Por ningún motivomanifestarán en sus conversaciones repugnancia en obedecer las órdenessuperiores, no deberán censurarlas ni permitir que sus inferiores lo hagan auncuando ellas originen aumento de fatiga.

ARTÍCULO 27.- Los militarestendrán obligación de certificar servicios de los individuos de su empleo y delos de grado inferior, sin necesidad de autorización, cuando les constenpersonalmente los hechos a que se refieren, y siempre bajo su responsabilidad.

ARTÍCULO 28.- Queda prohibido atodo militar, desempeñar funciones de policía urbana o invadir las funciones deésta, debiendo prestar su contingente sólo en los casos especiales en que loordene la Secretaría de Guerra. Cuando intervenga directamente, en caso deflagrante delito, de acuerdo con el artículo 16 de la Constitución de laRepública, dicha intervención terminará desde el momento en que un miembro dela policía u otra autoridad se presente. Tampoco deberá en modo alguno, impedirque la policía ejerza su autoridad, funciones y consignas.

ARTÍCULO 29.- Los militares, decualquier graduación, no intervendrán jamás en asuntos de la incumbencia de lasautoridades civiles, cuyas funciones no les es permitido entorpecer, antesbien, respetarán sus determinaciones y les prestarán el auxilio necesariocuando sean requeridos, siempre que reciban órdenes de la autoridad militarcompetente.

ARTÍCULO 30.- Quedaestrictamente prohibido desempeñar el servicio de otro, por retribución algunao convenio previo, sin que exista motivo legal poderoso que el superiorcalificará, pues el servicio militar no debe ser motivo de comercio. Las causaspara que un militar sea relevado del servicio que le corresponde desempeñarson: enfermedad grave que le imposibilite, inutilidad pasajera o definitivapara desempeñarlo; ser citado a diligencias judiciales u otros motivos a juiciodel superior.

ARTÍCULO 31.- Todos militarestienen el derecho de expresar sus ideas en los libros y artículos de prensa,siempre que no se trate en ellos de asuntos políticos y religiosos o queafecten a la moral, la disciplina o a los derechos de tercera persona.

Podrán asimismo, de acuerdo conlas prescripciones constitucionales, profesar la creencia religiosa que más lesagrade; pero queda prohibida su asistencia, portando uniforme, a los templos olugares donde se practiquen ceremonias religiosas de cualquier índole.

ARTÍCULO 32.- Los militaresrespetarán el ejercicio del derecho de petición de sus inferiores, siempre queestos lo ejerzan en forma comedida y atenta. A toda petición deberá recaer unacuerdo de la persona a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación decomunicarlo en breve tiempo al solicitante.

ARTÍCULO 33.- Queda prohibido atodo militar hacer descuentos en los haberes, salvo lo prevenido en el artículo65 de este Reglamento, hacer préstamos y efectuar todo acto de agio o decomercio con sus inferiores, cualquiera que sea su origen e importe. Serecomienda a todos los Jefes y lo exige la honradez que debe caracterizarlos,repriman con mano enérgica tales abusos, consignando a los infractores a lasautoridades competentes.

ARTÍCULO 34.- Todo militar enservicio debe dar noticia de su domicilio particular al Jefe de quien dependa,y en su defecto a la autoridad militar de la plaza en que resida.

ARTÍCULO 35.- El militar tendráprofundo respeto a la justicia, consideración y deferencia a los inferiores aquienes nunca hará observaciones, ni correcciones en presencia de inferiores,ni de personas extrañas y guardará atención a los civiles.

ARTÍCULO 36.- Quedaestrictamente prohibido a los militares, cualquiera que sea la situación en queencuentren en el Ejército, hacer presión moral o material con los individuos oelementos a su disposición para inclinar la opinión pública en determinadosentido y burlar de ese modo la efectividad del voto y la libertad delsufragio.

Los miembros del Ejércitotienen todas la obligaciones, prerrogativas y derechos que las leyes prescribenpara los ciudadanos; de manera que el ejercicio de estos últimos no tendrá máslimitaciones que las que las mismas leyes señalen o cuando se afecte lasubordinación y disciplina o tienda a contrariar las órdenes del servicio, seaen tiempo de paz o en campaña.

ARTÍCULO 37.- No se permite alos militares aceptar obsequios de sus inferiores. Se evitará por consiguiente,que promuevan o colecten suscripciones con ese objeto, sin que por esto seeviten las atenciones sociales y de urbanidad que mutuamente se merecen.

ARTÍCULO 38.- Cuando en elmomento de recibir ordenes para ejecutar una operación, no se encuentre a lacabeza de la fuerza el superior que la deba mandar, el que le siga en categoríatomará desde luego las medidas necesarias para proceder a cumplirlas.

ARTÍCULO 39.- Cuando a algúnmilitar se le marque el ¡ALTO! ¡QUIEN VIVE! por un centinela, se detendrá ycontestará: ¡MEXICO!, el número de su Corporación o dependencia en que sirva;en cualquier otro caso contestará su grado y tendrá obligación deidentificarse ampliamente, para cuyo efecto los Generales, Jefes y Oficialesportarán constantemente su tarjeta de identificación o cartera de identidadexpedida por la Secretaría de Guerra y los individuos de tropa usarán, enigual forma, otra expedida por la Comandancia de su corporación o dependencia.

ARTÍCULO 40.- El que tenga mandoy sea responsable de un puesto militar, cuidará de que se cumplan todas lasórdenes y disposiciones; en caso de ser atacado se defenderá hasta el últimomomento para dejar bien puesto el honor de las armas. Al frente del enemigoprocurará siempre infundir a sus inferiores el ánimo y entusiasmo necesariospara obtener la VICTORIA, evitando o reprimiendo duramente las conversacionesque puedan dar lugar a la desmoralización.

CAPÍTULO II

ETICA MILITAR

ARTÍCULO 41.- El militar queocupa un lugar en el escalafón del ejército y recibe como retribución un sueldode la nación, tiene la obligación estricta de poner toda su voluntad, toda suinteligencia y todo su esfuerzo, al servicio del país.

ARTÍCULO 42.- El militar podrápedir su baja del Ejército cuando no esté conforme con la orientación que elSupremo Gobierno dé a la política del país, pero de ninguna manera mientrasesté en servicio, dará mal ejemplo con sus murmuraciones exteriorizando sudisgusto; en este caso será severamente castigado.

ARTÍCULO 43.- Los miembros delEjército, sin excepción, tienen el deber de rehusar todo compromiso queimplique deshonor, falta de disciplina o menoscabo de la reputación del Ejércitoy no empeñarán jamás su palabra de honor, cuando no tengan la seguridadabsoluta de poder cumplirla. La palabra de honor debe ser inmaculada para todomilitar que sepa respetarse y respetar a la Institución a que pertenece.

ARTÍCULO 44.- El honor de lasfamilias debe merecer el más profundo respeto para los militares, quienes estánobligados a respetarlas, tanto como quisieran que se respetara la propia. Si esfalta grave de moral y de honradez atentar contra las familias de los civiles,mayor gravedad reviste cuando se trate de la de un compañero; teniendo lasagravantes de la falta de consideración, si se trata de un superior, y las dela COBARDIA Y BAJEZA si se trata de la de un inferior.

ARTÍCULO 45.- Todo militar tienela obligación imprescindible de prestar su contingente personal en ayuda de losmiembros del Ejército, cuando se vean comprometidos, cualquiera que sea lasituación en que se encuentre, aun cuando no les conozcan personalmente. Estono implica en modo alguno, que dicha ayuda se extienda al caso en que se tratede fomentar o encubrir alguna falta o delito que cometa a (sic)pretenda cometer el que necesite el auxilio.

ARTÍCULO 46.- El militar quetenga conocimiento de que se intenta algo contra los intereses de la Patria odel Ejército, tiene la estricta obligación de dar parte de ello a susinmediatos superiores, y si éstos no dan la importancia debida a susinformaciones, podrá dirigirse a los inmediatos superiores de los primeros;debiendo insistir en sus avisos hasta que tenga conocimiento de que se haniniciado las gestiones de la Superioridad para evitarlo. El que por indolencia,apatía o falta de patriotismo oculte a sabiendas informes de esta naturaleza,será consignado como cómplice del delito inicial y castigado conforme al Códigode Justicia Militar.

CAPÍTULO III

CORRECTIVOS DISCIPLINARIOS

ARTÍCULO 47.- Todo el queinfrinja un precepto reglamentario, se hará acreedor a una sancióndisciplinaria, de acuerdo con su jerarquía en el Ejército y la magnitud de sufalta. Si ésta constituye un delito, que dará sujeto al procesocorrespondiente, de acuerdo con el Código de Justicia Militar.

La Superioridad tiene, entreotras características, la facultad de corregir, y por lo tanto, el que laejerce, jerárquica o de cargo, tendrá derecho a imponer correctivosdisciplinarios.

ARTÍCULO 48.- Se entiende porcorrectivos disciplinarios, las sanciones que se imponen a los militares porinfracciones que no constituyan un delito.

ARTÍCULO 49.- Los correctivodisciplinarios son:

I.- AMONESTACION;

II.- ARRESTO, y

III.- CAMBIO DE CUERPO ODEPENDENCIA.

Queda estrictamente prohibidala represión, que por ser afrentosa y degradante, es contraria a la dignidadmilitar.

ARTÍCULO 50.- La amonestación esel acto por el cual el superior advierte al inferior la omisión o defecto en elcumplimiento de sus deberes, invitándolo a corregirse, a fin de que no incurraen falta y se haga acreedor a un arresto. La amonestación puede hacerse depalabra o por escrito. En ambos casos, la harán de manera que ningún individuode menor categoría a la del aludido se aperciba de ella, procurando observar enestos casos la discreción que les exige la disciplina.

El arresto es la reclusión quesufre un militar por un término de 24 horas a 15 días en su alojamiento, cuartelo en las guardias de prevención; entendiéndose por alojamiento la oficina odependencia militar donde presten sus servicios lo interesados.

ARTÍCULO 51.- Tienen facultadpara imponer arrestos a sus inferiores en jerarquía o cargo, en los límites fijadosen el artículo 53: los generales, jefes, oficiales y clases.

ARTÍCULO 52.- Tienen facultadpara graduar arrestos:

I.- El Secretario, Subsecretario yOficial Mayor de Guerra y Marina.

II.- En las tropas a su mando:

a).- Los comandantes de GrandesUnidades, de Zona y de Guarnición.

b).- Los Jefes o directores deDepartamentos, oficinas, establecimientos u otras dependencias.

c).- Los comandantes de Cuerpos detropas, de armas, partidas y destacamentos.

ARTÍCULO 53.- Los arrestos a quese refieren los artículos anteriores, se impondrán: a los generales y jefes,hasta por 24 y 48 horas, respectivamente, en su alojamiento militar.

A los oficiales, hasta por 8 díasen sus cuarteles, oficinas o dependencias.

A los individuos de tropa,hasta por 15 días en las guardias de prevención.

Los Generales, Jefes, Oficialese individuos de tropas que no tengan destinación fija y se encuentren endisponibilidad, cumplirán los arrestos que se les impongan en cualquiera de losrecintos militares antes señalados.

Estos arrestos pueden serimpuestos con o sin perjuicio del servicio.

En el primer caso, sólo podrándesempeñarse aquellos que no requieran salir del alojamiento, y en el segundo,saldrán únicamente en asuntos del servicio con autorización del Comandante oJefe de la dependencia.

El Secretario, Subsecretario yOficial Mayor, tendrán facultades para imponer y graduar arrestos a losgenerales, jefes, oficiales e individuos de tropa, hasta por 15 días.

ARTÍCULO 54.- Cuando el queimponga el arresto no esté facultado para graduarlo, de acuerdo con el artículo52, dará la orden de arresto comunicándola al superior de quien dependa elarrestado o a la autoridad correspondiente, informándole de las causas que lomotivaron, para que lo gradué.

ARTÍCULO 55.- Todo militarfacultado para graduar arrestos tendrá muy en cuenta, al hacerlo, que seaproporcional a la falta cometida, a la jerarquía, a los antecedentes de losinfractores y a las circunstancias.

Cuando a juicio del que debagraduar el castigo, la gravedad de la falta merezca la imposición de un arrestosuperior al máximo, que le sea permitido aplicar, dará cuenta a la autoridadcapacitada para que sea ella quien lo gradúe.

ARTÍCULO 56.- Los arrestos enlas Prisiones Militares, sólo se cumplirán mediante autorización concedida porlos Comandantes de Zona o de Guarnición y siempre que se trate de resolucionestomadas por los Consejos de Honor.

ARTÍCULO 57.- Con excepción delas clases, quienes podrán darlas verbalmente, toda orden de arresto deberá darsepor escrito; en caso de que el que la da se vea obligado a comunicarlaverbalmente, la ratificará por escrito a la mayor brevedad, anotando el motivo.

ARTÍCULO 58.- El que hubiererecibido orden de arresto, deberá comunicar al superior de quien dependa asícomo al que se la dió, haberse presentado a cumplirla, e igual formalidadobservará al terminarlo. Los generales, jefes y oficiales lo harán por escritoy la tropa de palabra.

ARTÍCULO 59.- El que impida elcumplimiento de un arresto, el que permita que se quebrante, así como el que nolo cumpla, deberá ser consignado de acuerdo con el Código de Justicia Militar.

ARTÍCULO 60.- No se impondráningún correctivo disciplinario a un militar durante el estado de ebriedad. Elsuperior se limitará a evitar que cometa algún desorden o continúeescandalizando, haciéndolo detener, de ser posible por individuos de su mismajerarquía, o por la policía, para después significarle la gravedad de la faltae imponerle el castigo a que se haya hecho acreedor o consignarlo, en su caso.

ARTÍCULO 61.- Las amonestacionesno se harán figurar en los expedientes de los militares, pero sí los arrestoscon anotación de las causas que los hayan motivado, su duración y lugares dondefueron cumplidos.

ARTÍCULO 62.- Las solicitudes decambio de Cuerpo o Dependencia, sólo podrán hacerla los Consejos de Honor, porser de su competencia.

ARTÍCULO 63.- Los superiorestratarán de hacerse querer de sus subalternos, y nunca establecerán ladisciplina a base de temor.

Hay algo más noble quecastigar, en la elevada misión que la Nación les ha encomendado al concederleslas diversas jerarquías como es educar, instruir y perfeccionar a susinferiores, previendo las faltas en vez de esperar a que se consumen paracastigarlas; así como fomentar entre ellos la fraternidad, el compañerismo y elespíritu de sacrificio que el soldado mexicano tiene latentes y que hay quedesarrollar y estimular.

TÍTULO II

DEBERES SEGÚN LA JERARQUIA

CAPÍTULO I

DEL PERSONAL DE TROPA

a). Del soldado

ARTÍCULO 64.- Un ciudadanoingresará al Ejército, previa solicitud verbal o escrita y debidamente enteradodel compromiso que contrae con la Nación y de las obligaciones y derechos quecon este hecho adquiere; firmará un contrato donde estará especificada sufiliación y circunstancias personales de acuerdo con las formalidades queprevienen las disposiciones legales.

ARTÍCULO 65.- Desde quejustifique su alta en la Oficina de Hacienda correspondiente, tendrá derecho apercibir vestuario y equipo, así como el haber íntegro que le asigne elPresupuesto de Egresos vigente, salvo el caso de extravío de prendas, en quequedará sujeto a un descuento que nunca excederá de la cuarta parte de suhaber. Estos descuentos sólo podrán hacerse por la Pagadurías y previas órdenesde la Secretaría de Guerra.

ARTÍCULO 66.- Reconocerá comosuperiores a todos los generales, jefes, oficiales, sargentos y cabos delEjército y a sus equivalentes en la Armada, a quienes tendrá obligación derespetar y obedecer en cuanto se refiere a la disciplina y cumplirá conexactitud las órdenes de aquellos de quienes dependa directamente, relativas alservicio.

b). Del cabo

ARTÍCULO 67.- El Cabo, comoinmediato superior del Soldado, tendrá obligación de darle ejemplo con suconducta, amor al servicio y seriedad con que deben tratarse todos los asuntosmilitares. Es el primer escalón de la jerarquía, y de su fiel y leal desempeñodependerá su mejoramiento para lograr los grado que le siguen en la escalajerárquica.

ARTÍCULO 68.- Deberá conocer lasLeyes y Reglamentos, en la parte que le corresponda; las obligaciones delSoldado, Cabo Sargento Segundo y Sargento Primero.

ARTÍCULO 69.- Tratará a susinferiores con afabilidad y los hará cumplir sus órdenes, así como las quereciba de sus superiores. No los tuteará, ni permitirá que ellos lo tuteen enactos del servicio, jamás los llamará por apodos y en su trato será siempredigno, para conservar así la subordinación y mantener su autoridad.

ARTÍCULO 70.- Cuidará que lossoldados a sus órdenes sepan desempeñar sus obligaciones; les enseñará a vestircon propiedad; les enterará de que la subordinación, el valor y prontitud enel servicio, son cualidades que debe poseer y que constituyen el verdaderoespíritu de la profesión.

ARTÍCULO 71.- No tolerará entre susinferiores, murmuraciones contra el servicio o conversaciones poco respetuosasacerca de sus superiores, y si disimulare alguna falta o no diere parte deella, será castigado severamente.

c). Del Sargento Segundo.

ARTÍCULO 72.- El SargentoSegundo estará en todo subordinado al Sargento Primero. Conocerá las Leyes ylos Reglamentos en la parte relativa a su empleo y sus propias obligaciones,así como las de sus inferiores y las de los superiores hasta el Teniente.

ARTÍCULO 73.- No impedirá nientorpecerá el ejercicio de las funciones de los Cabos, ni los maltratará depalabra u otra manera, pero tendrá obligaciones de imponerles los correctivosnecesarios cuando cometieren alguna falta. Dando parte en seguida a suinmediato superior, para que él lo haga del conocimiento del Comandante de laUnidad o Dependencia, quien, calificando la falta, dispondrá lo quecorresponda.

ARTÍCULO 74.- El SargentoSegundo observará con sus subalternos un trato afable y digno, no usarafamiliaridades que relajen la disciplina; se hará respetar y obedecer yexigirá esmerado aseo en sus inferiores, para que en todos los actos delservicio, su presentación sea correcta.

ARTÍCULO 75.- Será exacto en elcumplimiento de sus deberes para poder exigir lo mismo a sus inferiores, y serátambién responsable de las deficiencias que hubiere en los hombres a suórdenes, debiendo ejercer una vigilancia absoluta en que todo lo que a ellosconcierne.

d). Del Sargento Primero

ARTÍCULO 76.- El SargentoPrimero es, en la clase de tropa, el que tiene mayor mando y respetabilidad yel más inmediato al Subteniente. Por lo mismo, debe vigilar con eficacia a lossoldados, cabos y sargentos segundos, haciéndoles cumplir todas las órdenes delservicio, que dicte, así como las de sus superiores.

ARTÍCULO 77.- Conocerá lasobligaciones de los inferiores, y las de los superiores hasta el Teniente;desempeñará las funciones del servicio que se le encomienden, sin entorpecerlas de sus subalternos, vigilando que en todas las circunstancias se mantenga elorden y la disciplina. Apoyará a sus inferiores en las determinaciones quetomen, cuando sean justas; no los maltratará en forma alguna, y si cometierenfaltas, los arrestará dando aviso a su inmediato superior.

ARTÍCULO 78.- El SargentoPrimero que disimulare cualquier desorden, oyere conversaciones indebidas o detrascendencia, contra la subordinación o disciplina y no contuviere o remediareviolentamente lo que pueda por sí, dando parte a su Jefe inmediato, Comandantede la Guardia o superior que más pronto hallare, contraerá una graveresponsabilidad por falta de cumplimiento a sus deberes.

ARTÍCULO 79.- Tendrá especialcuidado en atender las quejas de sus subalternos, remediando las que estén a sualcance y transmitiendo al superior inmediato, sin modificarlas, las que nosean de su incumbencia.

ARTÍCULO 80.- El SargentoPrimero no deberá limitarse al cumplimiento de su deber, sino que pondrá de suparte todos los esfuerzos que estén a su alcance, dentro de su radio de acción,para mantener siempre la buena reputación del Ejército, haciendo que todos sussubalternos observen un comportamiento decoroso y digno en todascircunstancias.

CAPÍTULO II

DE LOS OFICIALES

a). Del Subteniente y Teniente.

ARTÍCULO 81.- Reconocerán comosuperior jerárquico, desde el Teniente o el Capitán Segundo, en su caso, hastael General de División, y obedecerán todas las órdenes del servicio que recibande aquellos a cuyas órdenes directas se encuentren; vigilarán que susinferiores procedan en igual forma, manteniendo vivo en ellos el amor a lacarrera, constituyéndose en un ejemplo constante por su conducta ycaballerosidad, y estricto apego al cumplimiento de su deber.

ARTÍCULO 82.- Siendo losoficiales de menor jerarquía los llamados a estar más en contacto con los individuosde tropa, puesto que serán frecuentemente el conducto por el que reciban éstoslas órdenes superiores, tendrán gran deferencia, consideración y afabilidadpara sus inferiores, pero también resolución y firmeza para ejercer suautoridad. Poseerán los conocimientos particulares de su arma, los de caráctergeneral militar, que conforme a los reglamentos les correspondan, y conoceránlas obligaciones de sus superiores hasta el capitán 1º.

b). De los Capitanes

ARTÍCULO 83.- Estando por sujerarquía llamados a mandar unidades de gran importancia en el combate, seconsagrarán de toda preferencia al estudio de cuanto se relaciones con susfunciones militares, que puedan prepararles para desempeñar distinguidamente elservicio de guerra dentro de su propio Cuerpo. Muy particularmente en lascomisiones de mando independiente, que exigen iniciativa y soluciones concretasy correctas a los variados problemas de la guerra. A este estudio unirán el delas otras ramas del conocimiento que su profesión requiere, como táctica de lasdemás armas y asuntos de carácter general militar, procurando, en cuantopuedan, difundir sus conocimientos entre los oficiales a sus órdenes ydesarrollar en ellos el agrado y el interés por este género de estudios.

ARTÍCULO 84.- Conocerán lasobligaciones de sus superiores hasta el Coronel, observarán fielmente las Leyesy Reglamentos vigentes y darán ejemplo a sus inferiores con su porte, buenasmaneras, exactitud en el cumplimiento de sus deberes y con la práctica de todasaquellas virtudes que constituyen el espíritu militar.

CAPÍTULO III

DE LOS JEFES

ARTÍCULO 85.- Deberán conocertodas la prescripciones contenidas en las Leyes y Reglamentos vigentes y estaral tanto de cuantas disposiciones se dicten relativas al servicio, disciplina yadministración del Ejército, a fin de hacer cumplir unas y otras a susinferiores y obedecerlas por sí en la parte que les corresponda. En cuanto aconocimientos profesionales deberán poseer todos los conocimientos a las armasy servicios y los de carácter general el Ejército, así como una amplia culturageneral.

ARTÍCULO 86.- Serán solícitos enatender las quejas que les expongan sus inferiores, poniendo en conocimientodel superior lo que no pudieren remediar según sus facultades, así como las providenciasque tomen.

ARTÍCULO 87.- Vigilarán que secumplan con exactitud las órdenes que dieren sus superiores sin que les seapermitido variarlas; sostendrán con firmeza la respetabilidad de éstos, lesdarán cuenta de las faltas que advirtieren en los subalternos; corregirán lasmurmuraciones y apatía en el servicio y no les ocultarán, por negligencia odisimulo, especie alguna que pueda perturbar el orden y relajar la disciplinacon menoscabo de la buena opinión del Ejército.

CAPÍTULO IV

DE LOS GENERALES

ARTÍCULO 88.- La categoría deGeneral, implica haber llegado al máximo del perfeccionamiento en todas lascualidades, virtudes, conocimientos, práctica del mando y experiencia militar.

ARTÍCULO 89.- Todos losGenerales deberán poseer una amplia cultura que incluya el conocimiento de laciencia militar en todos sus aspectos, la organización y funcionamiento de lasgrandes unidades del Ejército, así como de las diferentes armas y servicios,para lograr el buen desempeño de las delicadas misiones que se les confíen.

ARTÍCULO 90.- Periódicamenteasistirán a los cursos de información que apruebe la Superioridad, dedicando sutiempo, de preferencia, al estudio de la táctica general y particular de lasarmas y servicios, estrategia, psicología de las tropas, elocuencia militar ytodos esos conocimientos que forman el espíritu de los conductores deEjércitos, y sin las cuales un General no llenará cumplidamente la importanciade la misión que corresponde a su jerarquía.

ARTÍCULO 91.- Por su altainvestidura, los generales están llamados a ser muchas veces los árbitros yjueces de la conducta de sus inferiores; para el efecto, juzgarán con honradezy castigarán con humanidad y benevolencia, pero con firmeza y energía, lasomisiones y faltas de sus subalternos, razones por las que están obligados aser modelos de honorabilidad, rectitud y ponderación.

Asimismo, los generales estánobligados a proteger moral y materialmente a sus inferiores, premiando suscualidades y buena conducta y estimulándolos por todos los medios de quedispongan, ya sea interponiendo su influencia en favor de ellos para que se leshaga pronta justicia, se eviten postergas injustificadas, y se dé a cada quienlo que por sus merecimientos le corresponda. No perderán de vista que este modode proceder es la base del afecto y estimación que debe unir a los hombre dearmas y que en una Unidad es factor de éxito y de triunfo.

ARTÍCULO 92.- Más que a ningunode los miembros del Ejército en servicio activo, es a los Generales, por razónde su elevada posición a quienes corresponde abstenerse, en la forma másabsoluta, de inmiscuirse en los asuntos políticos del país, directa oindirectamente, ya sea por medio de su influencia o valiéndose para ello demilitares, o de civiles políticos, debiendo compenetrarse bien de que elEjército debe estar por completo al margen de tales actividades.

ARTÍCULO 93.- La nobleza es lavirtud que debe distinguir a todo hombre que ejerza autoridad, cualquiera quesea su jerarquía.

Los Generales tienen el deberineludible de preocuparse por el bienestar de sus inferiores, de modo que parael soldado sean un padre, para el oficial un protector, y para el jefe, unamigo. Sólo de esta manera lograrán reunir un conglomerado capaz de los másgrandes heroísmos y de llegar a los más sublimes sacrificios por la Patria.

ARTÍCULO 94.- Los Generales endisponibilidad; en tiempo de paz, podrán residir en el lugar que les convenga,previa aprobación de la Secretaría de Guerra.

ARTÍCULO 95.- Cuando viajen, alarribar a un lugar donde hubiere Comandante de Zona o de Guarnición y éstefuere de igual o mayor categoría, estarán obligados a presentarle y darle aconocer el objeto de su marcha, si no fuere reservada. Si fueren de superiorcategoría a los citados Comandantes, solamente les darán conocimiento de sullegada, ya sea por escrito o por medio de un ayudante.

ARTÍCULO 96.- Los generalesquedan exceptuados, al solicitar licencia por enfermedad, de comprobar ésta concertificado.

ARTÍCULO 97.- Los generales endisponibilidad tendrán obligación de comunicar cada mes, por escrito, a lasSecretarías de Guerra y Hacienda. El lugar de su residencia y domicilio.

ARTÍCULO 98.- Durante losperíodos de maniobras por tropas del Ejército, tendrán obligación de asistiragregados a la Dirección de ellas, siempre que se encuentren en la jurisdicciónmilitar de la zona en que deban efectuarse; esta prevención rige únicamente enel caso de que se encuentren en disponibilidad.

ARTÍCULO 99.- En tiempo deguerra, la Secretaría del ramo señalará el lugar en que deban radicar losgenerales en disponibilidad, con el objeto de que sean empleados según lasnecesidades militares.

TÍTULO III

DEBERES SEGÚN EL MANDO O CARGOEN LOS CUERPOS DE TROPA.

CAPÍTULO I

DEL PERSONAL DE TROPA

a). Del soldado

ARTÍCULO 100.- A todo individuoque cause alta en un Cuerpo de tropa del Ejército, se le destinará a la Unidadcorrespondiente, recibiendo de su superior inmediato, las primerasinstrucciones para usar correctamente las prendas que se le ministren y cuidarcon esmero el material, armamento, municiones, montura, equipo, etc., marcandolas que quedan a su cargo, con el número que le corresponda así como con el dela corporación a que pertenezca, para poder reconocerlas sin dificultad.

ARTÍCULO 101.- Tendrá comoinmediatos superiores, al cabo de su Escuadra o Unidad similar, al sargento 2ºde su Pelotón, sargento 1º, oficiales de su Sección y capitanes de su compañía,Escuadrón o Batería, teniendo obligación de conocer los nombres de todos ellos,así como los de los demás oficiales y clases de su Unidad y jefes del Cuerpo.

ARTÍCULO 102.- tendrá a sussuperiores inmediatos, además de la obediencia y respeto que prescriben lasleyes y reglamentos, una absoluta confianza, considerándolos como guías quetienen la obligación de dirigirlo durante el tiempo de sus servicios en elEjército; no dudando en recurrir a sus consejos en cualquiera dificultad en quese encuentre ya sea de carácter oficial o privado.

ARTÍCULO 103.- Pondrá esmeradocuidado en conservar en el mejor estado de uso el armamento, vestuario, monturay equipo; tanto por el buen nombre del Ejército como por su interés personal;deberá mantenerse constantemente aseado y evitará presentar un aspecto que lodegrade, destruya su salud o haga repulsiva su presencia a los demás. Asimismo,asistirá correctamente uniformado a las revistas y listas que se pasen, a losdemás actos del servicio y a cualquier lugar público donde concurra.

ARTÍCULO 104.- Conocerá conperfección sus armas, el nombre de las piezas de que se componen y el modo dedesarmarlas y armarlas.

ARTÍCULO 105.- Deberá tenerpresente que en el combate se obtendrá la victoria si lleva consigoconocimientos, astucia, valor y abnegación: cuando tenga que operaraisladamente, su propia iniciativa y su disciplina le harán cumplir fielmentelas órdenes que reciba de sus superiores, teniendo en cuanta que el soldadodispuesto a vencer, salva siempre el decoro de la Patria, su honor y el de laCorporación a que pertenece.

ARTÍCULO 106.- En formación nopodrá separarse sino con permiso del superior que estuviere mandando; guardaráprofundo silencio, se mantendrá siempre firme, no hará movimientos inútiles, nosaludará a persona alguna sin orden expresa y observará la compostura y ordendebidos.

ARTÍCULO 107.- Se prohíbe a todosoldado disparar su arma y aun cargarla sin que lo disponga quien le mande, conexcepción de los casos que se previenen para el centinela en las disposicionesvigentes.

ARTÍCULO 108.- El que pordescuido o malicia maltrate sus armas o cartuchos, será severamente castigado.

ARTÍCULO 109.- Es deber de todosoldado poner su voluntad para instruirse en el menor tiempo posible yentrenarse debidamente para estar en condiciones de desempeñar cuanto antes losservicios de armas que le correspondan. El que desde su ingreso a unaCorporación demuestre indolencia, apatía o flojedad en los actos militares,sentará un mal precedente que le será perjudicial en todo el resto de sucarrera.

ARTÍCULO 110.- El de las armasmontadas conocerá la nomenclatura exterior del caballo, al que sabrá distinguirpor el número de su matrícula, nombre, fierro, edad, color, alzada y señasparticulares; se esmerará en tener con él todas las atenciones necesarias parasu buena conservación y observará su índole para que se le facilite su manejo.

ARTÍCULO 111.- Siempre queensille, reconocerá previamente su montura y arreos, cuidando que la parte queapoya en el dorso del caballo, no tenga alteraciones, arrugas o cuerposextraños que puedan lastimarlo. Con frecuencia observará si bebe agua conregularidad, si come bien, reconociéndole la boca para ver si sufreenfermedades, en cuyo caso dará parte a su inmediato superior.

ARTÍCULO 112.- A la hora delimpiar hará el aseo general de su caballo con todo esmero, quitándole elbarro, polvo o cualquiera substancia que irrite la piel y ocasioneenfermedades. Le lavará diariamente los cascos, cerciorándose de que está bienherrado, de que no falsea y de cualquiera alteración que note en él dará parteinmediatamente.

ARTÍCULO 113.- Deberá tenerpresente que el cuidado y atención especial que merecen los cascos del caballo,es de suma importancia, pues cualquiera lesión, por simple que sea, impide porlo pronto el trabajo, y si no se atiende a su debido tiempo, inutiliza por completoal animal. En resumen, y tratándose de su caballo, el soldado no omitiráesfuerzo alguno para conservarlo en buen estado de salud, teniendo presente queen la guerra será su incondicional e indispensable compañero que compartirá conél los peligros y fatigas.

b). Del Cabo Comandante deEscuadra

ARTÍCULO 114.- El mando de unaEscuadra o Unidad equivalente, corresponde a un cabo, quien como inmediatosuperior del soldado, le servirá de ejemplo y será el que deba instruirlo ydisciplinarlo, impartiéndole los conocimientos que le corresponden conforme alos Reglamentos, demostrando reconocida dedicación y buena conducta, así comopericia para cumplir con eficiencia sus deberes.

ARTÍCULO 115.- El cabo estarádirectamente subordinado al sargento segundo, comandante del Pelotón a quepertenezca, para cualquier acto del servicio, y cuando tenga queja de él, laexpondrá en los términos ya previstos a quien deba remediarla.

ARTÍCULO 116.- El cabo es elllamado a substituir al sargento segundo en sus ausencias. En todo caso, seráresponsable del aseo, disciplina e instrucción de los soldados a su mando, ypor lo mismo deberá desarrollar en ellos el espíritu militar y demás virtudesque deben poseer.

ARTÍCULO 117.- Enseñará a lossoldados de su Escuadra a vestir con propiedad, a conocer la nomenclatura delas partes de que se compone el equipo de montar o atalajar, así como delarmamento, municiones y demás material de dotación, y la manera de usarlos yconservarlos en buen estado de servicio.

ARTÍCULO 118.- Para la limpiezay conservación del armamento, tendrá bajo su responsabilidad en su respectivaEscuadra, la herramienta necesaria y evitará que los soldados hagan uso delijas, pomadas para metales u otras materias que rayen el pavón y destruyan lasarmas o municicnes (sic).

ARTÍCULO 119.- Impartirá a lossoldados de su unidad, bajo la dirección del sargento segundo, losconocimientos que deben tener de los reglamentos y leyes militares y seráresponsable del atraso que se note en ellos.

ARTÍCULO 120.- Siempre queforme su escuadra o parte de ella, para cualquiera acto del servicio, pasarálista y dará parte de las novedades que hubiere, al sargento segundo,comandante del Pelotón de que forme parte.

ARTÍCULO 121.- No permitirá ensu Escuadra, ni en la fuerza que tenga eventualmente a su mando, murmuracionescontra el servicio o conversaciones acerca de los superiores, ni aquellas quetiendas a degenerar en disgusto o rompan la armonía o compañerismo que debeexistir entre los individuos del Ejército. Tanto dentro como fuera del cuartel,impedirá que los soldados cometan desórdenes o tengan pendencias, reprimiendocon firmeza cualquier acto de esa naturaleza.

ARTÍCULO 122.- En las marchas yformaciones no permitirá que los soldados se separen de las filas, sin permisodel superior, a menos de necesidad urgente, dando inmediato parte de talnovedad.

ARTÍCULO 123.- Como jefe másinmediato del soldado, se hará querer y respetar de él; no le disimulará jamásfalta alguna ni mucho menos las de subordinación; infundirá en los de suEscuadra, amor a la profesión y les habituará a la exactitud en el desempeño desus obligaciones; será firme en el mando, afable con sus inferiores y medidoen sus palabras, aun cuando haga observaciones.

ARTÍCULO 124.- Si es de armamontada, vigilará especialmente el cuidado del ganado que corresponda a suEscuadra, ordenando que los soldados traten con cariño a sus caballos y tengancon ellos las atenciones necesarias para su buena conservación, sin perjuiciode que personalmente los reconozca y examine, a la hora de la limpia y antes ydespués de cada trabajo.

ARTÍCULO 125.- Será responsablede cualquiera omisión que se cometa en la atención que requiere el ganado, paralo cual pondrá inmediatamente en conocimiento de sus superiores, cualquieraanomalía o síntomas de enfermedad que notare.

ARTÍCULO 126.- Siempre que suescuadra deba ensillar, tendrá especial cuidado de cerciorarse personalmente deque esta operación se ejecute con el debido cuidado, a fin de que las monturasno lastimen a los caballos.

ARTÍCULO 127.- Cuidarádiariamente del aseo personal de los individuos de su Escuadra y dispondrá queen su presencia se haga la limpia superficial de las armas, dando parte alsargento de su pelotón si notare alguna novedad.

c). Del Cabo de Banda.

ARTÍCULO 128.- Además de losdeberes generales que para el soldado y cabo se han prescrito, tendráobligación de vigilar que los instrumentos de la banda se conserven en buenestado y arreglados en el mismo tono

ARTÍCULO 129.- En la escoltainstruirá a los aprendices bajo los principios establecidos en el Reglamento deBandas y cuidará de que no se alteren los toques, debiendo ejecutarse estos alcompás reglamentario.

ARTÍCULO 130.- Estarádirectamente subordinado al sargento segundo de banda y en las listas y demásactos del servicio, le dará parte de las novedades que ocurran, sin omitirninguna ni disimular acto alguno contrario a la disciplina y orden que debenreinar entre sus inferiores.

ARTÍCULO 131.- Hará que loindividuos que pertenecen a la banda se reúnan en el lugar designado, luego quese de el toque respectivo dando parte inmediatamente de la novedades quehubiere.

d). Del Sargento SegundoComandante de Pelotón.

ARTÍCULO 132.- El sargentosegundo como Comandante de Pelotón, estará directamente subordinado al sargentoprimero y oficiales de su Sección, cuyas obligaciones conocerá parasubstituirlos en caso necesario. No entorpecerá el ejercicio de los cabos ensus funciones ni los maltratará en ninguna forma; los apoyará en sus decisionesy cuando cometieran alguna falta, procederá de acuerdo con sus facultades.

ARTÍCULO 133.- Llevará consigouna lista nominal, de los individuos de tropa de su pelotón, a quienes conocerápor su nombre, anotando en ella el número de orden de cada uno y las prendasque tenga a su cargo, a fin de que al pasar las revistas pueda comprobarse suexistencia.

ARTÍCULO 134.- Asistirápuntualmente a las listas, y no saldrá del cuartel después de la última listasin previo permiso, debiendo presentarse siempre, al entrar y salir, al oficialde guardia en prevención.

ARTÍCULO 135.- Será responsablede las faltas que hubiere en la fracción de su mando, no pudiendo en ningúncaso, disculparse con la omisión del inferior.

ARTÍCULO 136.- Cuidará de la instrucciónde los cabos de su pelotón y de la que estos den a sus soldados en susrespectivas fracciones, a fin de que sea eficiente y de acuerdo con losreglamentos.

ARTÍCULO 137.- Si se cometierealguna falta en su fracción o en la Guardia de que forme parte, la remediaráprontamente, arrestando al culpable y dando cuanta al superior; en el conceptode que no haciéndolo, será el único responsable y sufrirá el castigocorrespondiente.

ARTÍCULO 138.- Tendrá obligaciónde presenciar la entrega de las prendas que se haga a los soldados de sufracción, haciéndoles desde luego las indicaciones necesarias acerca de lamejor forma de atender a su conservación y cuando les pase revista, dará cuentaa su inmediato superior del resultado.

ARTÍCULO 139.- Si es de armamontada, presenciará la limpia del ganado, exigiendo que se hagacuidadosamente, así como la distribución del forraje, dando aviso a suinmediato superior de las deficiencias que encuentre.

ARTÍCULO 140.- Cuando conduzcauna tropa, cuidará de que marchen en orden.

ARTÍCULO 141.- Siempre que supelotón tenga que ensillar, vigilará escrupulosamente la forma en que lossoldados lo hagan, corrigiendo los defectos que notare y cuidando especialmentede que las monturas y avíos no lastimen a los caballos. Será prueba denegligencia en el cumplimiento de sus deberes, hacerse acreedor a frecuentesobservaciones o castigos que se le impongan con este motivo.

ARTÍCULO 142.- Observará que loscabos y soldados de su pelotón cumplan con las prescripciones que señala elreglamento respectivo, en la parte relativa al cuidado que deben tener con elganado, sin perjuicio de que personalmente se cerciore de la buena salud yconservación del mismo; presenciará las curaciones que se le hagan y asistiráal acto de herrarlos, evitando que se les maltrate.

e). Del Sargento Segundo deBanda.

ARTÍCULO 143.- Tendrá, conrelación a esta todas las obligaciones y facultades que para los comandantesde pelotón se señalan en este Reglamento. Estará subordinado al ayudante porconducto de los subayudantes. Conocerá con precisión el nombre de cada una delas notas musicales que dan los instrumentos y sabrá manejar el metrónomo paraarreglar el compás.

ARTÍCULO 144.- Enseñará lostoques y su significado a los individuos de banda, haciendo que cada uno queconozca perfectamente las notas musicales, el uso del instrumento y los nombresde las partes de que se compone, apegándose en todo al Reglamento respectivo.

ARTÍCULO 145.- A la hora deescolta, o en las que la banda deba reunirse para dar algún toque, le pasarárevista después de que el cabo lo haya hecho; remediará las faltas que notareen el personal y dará parte al subayudante, para que este lo transmita alcomandante de la unidad correspondiente, de las que no estuviere en su (sic)facultades de remediar. Si la banda tuviere cuadra separada, el serviciointerior se hará igual al de una compañía, escuadrón o batería.

ARTÍCULO 146.- Concurrirá a lostoques que se den por toda la banda y poniéndose a la cabeza de ella laconducirá al lugar designado. Usara los ademanes de reglamento para indicarcon su instrumento, los toques que se hayan de ejecutar y el momento en quedeban cesar.

ARTÍCULO 147.- Será responsablede la eficiencia del personal que constituya la banda, y para que no sedisculpe con que algunos de esta no han completado la instrucción que lescorresponda, por que se les distrae con servicios que no estén en aptitud dedesempeñar, el será quien nombre a los individuos que acompañen las guardias uotros servicios pudiendo, cuando se destaque una Compañía, Escuadrón o Batería,pedir al Comandante del Cuerpo, por los conductos respectivos, que no salganlos individuos de banda que no estén suficientemente instruidos.

f). Del Sargento PrimeroAyudante de Compañía, Escuadrón o Batería.

ARTÍCULO 148.- El sargentoprimero es en la clase de tropa, el de mayor mando y respetabilidad. Deberáobservar una conducta intachable vigilando con frecuencia a sus subalternos yhaciéndolos cumplir estrictamente las ordenes que reciba.

ARTÍCULO 149.- Ejercerá tambiénmando directo sobre los sargentos segundos, cabos, soldados e individuos debanda de las Compañías, Escuadrones o Baterías, cuando el servicio lo requiera.

ARTÍCULO 150.- Será el conductopara comunicar las ordenes que dé el Comandante de la Unidad a que pertenezcan.

ARTÍCULO 151.- En los ejerciciosfungirá, según lo prevenido en los reglamentos respectivos, manifestandovoluntad para adelantar y gran anhelo por distinguirse, sin olvidar que elconstante estudio y el vivo deseo de instruirse imprimen un grado deconsideración, a la cual deberá siempre aspirar por propio honor y por lo sele facilitará el ser distinguido entre los de su grado, para el ascenso alempleo inmediato.

ARTÍCULO 152.- Visitará una vezpor semana a los individuos de tropa que se encuentren curando en el hospital,puesto de socorros o enfermería, para cerciorarse de si las atenciones medicasy trato que reciben son satisfactorios. En caso de que fallezca algunos de losencamados se encargará, auxiliado por el sargento del Pelotón correspondiente,de hacer las gestiones encaminadas al sepelio.

ARTÍCULO 153.- Será el primeroen presentarse en el lugar y a la hora en que se pase lista para exigirpuntualidad a sus inferiores; vigilará que todos se presenten correctamente yrevistará sus armas, monturas y equipos en su caso.

ARTÍCULO 154.- Nombrarápersonalmente, auxiliado por el sargento de día, por riguroso turno, a lossoldados que deban desempeñar los servicios de plaza, de cuartel o económicos.

ARTÍCULO 155.- Dará a losoficiales, las noticias que le pidieren relativas a la fuerza y administraciónde la Unidad de que forme parte, y al Oficial de Día, los datos necesarios paraque esté forme el estado de fuerza que debe entregar diariamente al ayudante.

ARTÍCULO 156.- Tendrá y llevarásiempre consigo las listas que se previenen para el sargento segundo y elsubteniente.

ARTÍCULO 157.- El sargentoprimero, como ayudante del Comandante de la Unidad, es en quien descansa éstepara lograr el buen orden interior y la moralidad del personal. En tal virtud,cuando no estén presentes los oficiales, tomará las providencias conducentes ydará cuenta de ello cuando sus superiores se presenten.

ARTÍCULO 158.- Vigilará secumplan todas las ordenes encaminadas a la conservación y esmerado cuidado delequipo de que esté dotada la Unidad, tomando nota del estado en que seencuentre y de la causa que motivo su deterioro.

ARTÍCULO 159.- A toda fuerza desu unidad que entre en servicio, le pasará revista de armamento, municiones,vestuario y equipo, haciendo que se corrijan las faltas que encontrare.

ARTÍCULO 160.- Si es de armamontada, vigilará que se limpie el ganado como corresponda, dará cuenta de losanimales enfermos sospechosos para que sean presentados al veterinario a fin deque los reconozca, y vigilará que las indicaciones que dicho facultativo dicte,se sigan cuidadosamente.

ARTÍCULO 161.- Tendrá especialatención en que todos los sargentos segundos, cabos y soldados de su mando,tengan los cuidados necesarios con el ganado, a fin de asegurar su mejorconservación, siendo de su obligación reconocerle personalmente, con objeto deque no haya omisiones en tan importante asunto.

ARTÍCULO 162.- Vigilará que losindividuos que desempeñen comisiones fuera del cuartel, se presente siempre conla corrección debida, y observen los principios de disciplina al igual que losdemás, proponiendo el relevo inmediato de los que lo hagan.

g). De los especialistas.

ARTÍCULO 163.- Los armeros,talabarteros, escribientes, ambulantes, enfermeros, herradores, conductores y,en general, el personal que desempeña otras comisiones análogas, cumplirá,además de lo dispuesto para los de su grado en el presente reglamento, lasprescripciones de los reglamentos e instructivos particulares de suespecialidad. En todo caso pondrán cuidado en el desempeño de las funcionesque les correspondan, procurando por todos los medios a su alcance, su progresoy perfeccionamiento.

h). De las ordenanzas yasistentes.

ARTÍCULO 164.- los ordenanzasson individuos de tropa, cuya misión principal es vigilar y cuidar la oficinamilitar a que se les destine, evitando que a la misma entren personas extrañas,sin orden superior. Tendrán especial cuidado en conservar en perfecto estado deaseo local en que presten sus servicios, así como los muebles y enseres de lasoficinas y serán los encargados de llevar a su destino la correspondenciaoficial.

ARTÍCULO 165.- Cuando losempleados terminen sus labores y por cualquiera circunstancia abandonen libroso documentos sobre los escritorios u otros lugares, los ordenanzas losrecogerán y guardaran en lugar seguro para entregarlos oportunamente a susdueños o encargados.

ARTÍCULO 166.- Cuando en unadependencia u oficina presten sus servicios varios ordenanzas, el jeferespectivo ordenará la formación de un roll para el servicio o delimitará acada uno de sus obligaciones habituales.

ARTÍCULO 167.- Los ordenanzastendrán la obligación ineludible de asistir a la instrucción, y cuando el casolo amerite, harán servicio de armas.

ARTÍCULO 168.- Los asistentesserán soldados y únicamente en casos muy especiales y cuando lo autorice laSecretaria de Guerra y Marina, podrán emplearse como tales a cabos y sargentos.

ARTÍCULO 169.- En los cuerpos detropas habrá el numero de asistentes que señale la planilla Orgánicarespectiva, y los generales y jefes de dependencias tendrán los que lesautorice la propia secretaria.

ARTÍCULO 170.- Los asistentestendrá la obligación de servir a sus superiores, aseando su alojamiento en elcuartel o domicilio, manteniendo en buen estado de limpieza sus armas yfornituras y cuidando esmeradamente de sus caballos y monturas. Desempeñaranotras pequeñas comisiones que no pugnen con la dignidad del militar, por loque, cuando se le comisiones para llevar por la calle cestos o bultosvoluminosos, no deberán portar el uniforme.

ARTÍCULO 171.- Cuando lasnecesidades del servicio lo exijan o el personal de tropa sea escaso, estaránobligados al servicio de las armas, debiendo también concurrir a la instrucciónpara que estén siempre al corriente de las actividades técnicas y tácticas queconforme a su grado les corresponden.

El hecho de ser comisionado unsoldado como asistente no significa una situación de privilegio con respecto asus camaradas.

Por ningún motivo serándestinados como asistentes u ordenanza, los especialistas.

CAPÍTULO II.

DE LOS OFICIALES.

a). De los Tenientes ySubtenientes Comandantes y Segundos Comandantes de Sección.

ARTÍCULO 172.- El mando de unasección será ejercido por un teniente auxiliado en sus funciones por unsubteniente con el carácter de segundo comandante.

ARTÍCULO 173.- Se interesaránpor la aptitud y buen servicio de su Unidad, debiendo estar al tanto, además,de cuanto se relacione con el gobierno interior de la Compañía, Escuadrón,Batería, para dirigir todo acertadamente, siempre que por ausencia de lossuperiores recaiga el mando de ellos.

ARTÍCULO 174.- Serán puntualesen asistir al Cuartel para cerciorarse de que los sargentos, cabos y soldados desu Sección cumplen con sus obligaciones.

ARTÍCULO 175.- El teniente, comoComandante, será el responsable inmediato ante los capitanes, de lainstrucción, disciplina, buen manejo interior y espíritu militar de su Sección.

ARTÍCULO 176.- Conocerán por susnombre a los sargentos, cabos y soldados de la Compañía, Escuadrón o Batería;observarán las costumbres, aplicación, exactitud, aseo y cualidades de cadauno, y si es bueno el trato que las clases dan a los inferiores; vigilarán quetodos cumplan con sus obligaciones, arrestando a los que a ellos se hicieronacreedores; deberán saber en cualquier momento la situación y destino de lafuerza de su fracción. En cuerpos montados, conocerán a todo el ganado de suEscuadrón o Batería, preocupándose porque reciba la atención debida,especialmente el de su Sección.

ARTÍCULO 177.- Siempre que laUnidad a que pertenezcan vaya a formar para cualquier acto del servicio,deberán estar frente de su fracción con la anticipación debida para tomar sucolocación y desempeñar las funciones que le corresponden.

ARTÍCULO 178.- Llevarán siempreconsigo una lista con los nombres, edad, oficio y número de orden de losindividuos de su Sección; otra con el cargo que cada uno tenga y otra nominalde la compañía, Escuadrón o Batería; en los cuerpo montados llevarán, además,una lista de reseñas de los caballos del Escuadrón o Batería.

ARTÍCULO 179.- Visitarán, por lomenos una vez por semana, a los enfermos de su fracción que se encuentrencurando en el hospital, enfermería o puesto de socorros, para informarse delestado de su salud y la asistencia y trato que reciban, dando cuenta a suinmediato superior de las irregularidades que notaren.

ARTÍCULO 180.- En todas lascircunstancias darán ejemplo a sus subordinados en el porte, en la conducta yen el estricto apego al cumplimiento del deber. Se interesarán por ellos, losinterrogarán con frecuencia, los guiarán con sus consejos; vigilarán que seantratados dignamente y que reciban todo lo que el Gobierno da para ellos, dandocuenta al capitán si observan algo anormal a este respecto. Con su solicitud ysu atención mantendrán la mejor armonía entre todo el personal de su unidad,aumentando a su cohesión y su aptitud para la guerra.

ARTÍCULO 181.- Vigilarán que lossargentos y cabos enseñen a sus subordinados, todos los detalles de ladisciplina, del porte del uniforme y del cuidado de sus armas y equipo.

ARTÍCULO 182.- Visitarándiariamente el alojamiento de su fracción y exigirán que se mantenga en el mascompleto estado de aseo.

En los cuerpos montados haránlo mismo con las caballerizas, a fin de cerciorarse de que los individuosencargados de su cuidado cumplen con sus obligaciones y vigilar el ganado estábien atendido, pues serán responsables ante el capitán, del estado que guarde.

ARTÍCULO 183.- En los días derevista o cuando vayan a formar con su fracción, la revistarán escrupulosamentepara cerciorarse de que todos y cada uno de los miembros que la forman, sepresenten uniformados, equipados reglamentariamente y aseados.

ARTÍCULO 184.- A la llegada deun superior, le darán cuenta de las novedades que hubiere y de las providenciasque hayan tomado, en su caso.

ARTÍCULO 185.- No obstante queel servicio económico de unidad de que forman parte se turnará diariamenteentre los subalternos, debe entenderse obligatorio para todos ellos vigilar elbuen orden, aseo y disciplina de los individuos de tropa del cuerpo, aun cuandosea fuera del cuartel. El que por desidia desatienda esta obligación, se haráacreedor a severos castigos.

ARTÍCULO 186.- cuando seencuentren desempeñando cualquier acto del servicio, sea en paz o en guerra,harán que en la tropa a su mando se observen estrictamente las ordenes quereciban, sosteniendo, igualmente con firmeza, las suyas.

ARTÍCULO 187.- Dedicaránespecial atención a que las clases de su fracción eviten que sus inferiorespractiquen vicios o juegos de azar.

b).De los Subayudantes.

ARTÍCULO 188.- Los subayudantesde los cuerpos podrán ser tenientes o subtenientes, de acuerdo con la PlanillaOrgánica del arma o servicio a que pertenezcan, debiendo escogerse para estecargo a los oficiales más aptos, y en igualdad de circunstancias a los másantiguos.

ARTÍCULO 189.- Estarándirectamente subordinados al ayudante y tendrán, con respecto al personal yganado de la Plana Mayor, los mismos deberes y atribuciones que tiene los de sugrado en las compañías, escuadrones o baterías.

ARTÍCULO 190.- Para el desempeñode su servicio, se alternarán por semana o diariamente a juicio del ayudante,con aprobación del Comandante del Cuerpo; el de turno tendrá la obligación depermanecer en el cuartel durante las horas de labores, salvo el caso en que porexigencias del servicio se ordene lo contrario; el de Plaza se encargará detodos aquellos asuntos que requieran salir del cuartel.

ARTÍCULO 191.- En ausencia delayudante, el subayudante de turno desempeñará sus funciones en todo aquello queno se oponga a su jerarquía, para lo cual deberán conocer las obligaciones quea el corresponden.

ARTÍCULO 192.- El subayudante dePlaza, cuidará que los individuos de banda concurren, conducidos por elsargento respectivo, al lugar destinado a la escoleta y no permitirá que se lesenseñen toques que no sean de reglamento, a cuyo efecto, deberá saberlos dememoria.

ARTÍCULO 193.- Siempre que elCuerpo haya de formar para la instrucción o cualquier acto del servicio,concurrirán con él a desempeñar las funciones que les correspondan.

ARTÍCULO 194.- El subayudante deplaza hará diariamente la Visita de Hospital al personal perteneciente alcuerpo, para informarse del estado de su salud así como de la asistencia quereciban. Con los estados que los sargentos de día deberán presentarle, visadospor los oficiales de día, formará el general de hospital, para entregarlo al capitánnombrado de visita a dicho establecimiento, anotando en él las observacionesque haya hecho y las noticias que haya adquirido, respecto a los enfermos.

ARTÍCULO 195.- El subayudanteque estuviere de turno, será quien desempeñe las funciones de PORTA BANDERA OESTANDARTE, sujetándose a lo prescrito en el reglamento respectivo.

ARTÍCULO 196.- Cuando en elcuartel en que se aloje su Corporación no exista conserje, el subayudante deturno vigilará que se haga el servicio de aseo de los patios y de las inmediacionesdel edificio, exigiendo que los arrestados o la fagina que para el efecto leentreguen los oficiales de día cumpla los demás servicios económicos que se leshayan encomendado, tales como reparaciones, desinfecciones, etc.

ARTÍCULO 197.- El de plazaconcurrirá con puntualidad a tomar la Orden y Seña de la guarnición, las cualesentregará el ayudante, y después de haber recibido de éste la orden particulardel cuerpo, pedirá que se dé el toque respectivo y las comunicará a lossargentos de día, mandándoles después fijar, en lugar visible, en el interiordel cuartel.

c). De los OficialesEspecialistas.

ARTÍCULO 198.- Los Oficialescuyas funciones requieren determinada especialización como los deTransmisiones, Informaciones, Enfermeros, etc., tendrán con respecto alpersonal a sus ordenes, los deberes y atribuciones que, para los de su grado,se señalan en el presente reglamento.

ARTÍCULO 199.- Seránresponsables del eficiente funcionamiento de su servicio y de la preparacióndel personal a sus ordenes de acuerdo con su reglamento particular.

ARTÍCULO 200.- Ejerceránrigurosa vigilancia sobre el material de que estén dotados para asegurar suconservación y perfecto estado de servicio; dictarán las providencias del casopara las reparaciones que sean necesarios y darán cuenta de lo que no pudiereremediar por si.

d). De los Capitanes, Primerosy Segundos, Comandantes de Compañía, Escuadrón o Batería.

ARTÍCULO 201.- El capitánprimero es el Comandante de una Compañía, Escuadrón, Batería o Unidad similar.Es el responsable de la instrucción, buen manejo interior y espíritu militar dela fuerza a su mando; en nada se separará de los preceptos de las leyes yreglamentos que deben tomar el buen funcionamiento del Ejército; sostendrá lasfacultades de cada uno de sus subalternos en su empleo y hará observar la mayoruniformidad en el régimen interior de las fracciones; que el armamento,monturas y equipo en general, se conserven en el mejor estado y que lasubordinación este grabado en el ánimo de todos.

ARTÍCULO 202.- Revistará confrecuencia el material, municiones, vestuario, monturas y equipo a efecto decerciorarse de su aseo y conservación, ordenando las reparaciones necesarias;en las armas montadas, vigilará especialmente que al ganado se le presten lasatenciones de aseo y cuidados necesarios; que se le dé agua y forraje conpuntualidad; que ambos sean de buena calidad y pondrá en conocimiento de sussuperiores todo aquello que no pueda remediar por si.

ARTÍCULO 203.- Conocerá por susnombres a las individuos que le estén directamente subordinados, procurandoestudiar sus facultades, para utilizarlos en los diferentes casos que sepresenten. Tendrá cuidado de no coartar la iniciativa de sus inferiores nodando muchas explicaciones y detalles cuando dicte ordenes, dejando que secumplan con entera libertad, sin omitir las correcciones que juzgueconvenientes.

ARTÍCULO 204.- En la instruccióninfundirá a los soldados confianza en las ventajas que ofrece la disciplina ypor ellas la seguridad en la VICTORIA, lo que conseguirá siempre que se cumplanestrictamente con las órdenes que se reciban, que se actúe con la precisiónnecesaria y se obre con la energía debida en las operaciones de guerra.

ARTÍCULO 205.- Siempre quehubiere de formar la Unidad a su mando, o el cuerpo de que forma parte, contoda anticipación le pasará revista, corrigiendo violentamente las faltas quenotare y con toda puntualidad la conducirá al lugar que se señale para lareunión.

ARTÍCULO 206.- Cuidará de queexista una perfecta armonía entre el personal a sus ordenes y el de las otrasfracciones o Cuerpos, haciéndoles comprender que los esfuerzos de todos loscomponentes del Ejército deben tender a un solo fin: responder a lasnecesidades para lo que fue creado; y que mientras mas afinidad haya entredichos componentes, más satisfactorios serán los resultados que se obtengan.

ARTÍCULO 207.- Llevará siempreconsigo las listas que se han prevenido para los oficiales inferiores. Para elgobierno y administración de la unidad a su mando, hará que el capitán segundolleve los documentos y carpetas prevenidos por las disposiciones legalesvigentes, debiendo vigilar y dirigir las labores, cuando creyere oportuno, porser, en todo caso, suya la responsabilidad.

ARTÍCULO 208.- Siempre que unindividuo de tropa obtenga licencia temporal concedida por el Comandante delCuerpo o por la Secretaría de Guerra, lo instruirá en las obligaciones a quequeda sujeto por este motivo.

ARTÍCULO 209.- Cuando lareposición de algún implemento, arma, municiones, vestuario, monturas o equipo,deba hacerse por cuenta del soldado o clase, entregará al Detall una relaciónvalorada de las piezas que falten o deban reponerse para que, pasada al ConsejoAdministrativo solicite de la superioridad la autorización para hacer eldescuento.

ARTÍCULO 210.- Hará que losoficiales de la Unidad a su mando se enteren de todas las disposiciones yórdenes que se dieren relativas al servicio de la misma, no debiendo aceptarcomo disculpa el no haberse enterado de ellas.

ARTÍCULO 211.- Siendo Comandantede una Unidad que tanta importancia tiene en el combate, procurará por cuantosmedios pueda, adquirir un grado de instrucción que le permita representar unpapel airoso en el conjunto; pero muy particularmente en las comisiones demando independiente que exigen una iniciativa bien desarrollada y solucionesviolentas, concretas y correctas, a los variados problemas que la prácticaplantea.

ARTÍCULO 212.- Siendo el únicoresponsable de la preparación moral, física y profesional de los individuos queforman la Unidad a su mando, tomará especial empeño en instruirlos en todos losadelantos de la ciencia de la guerra que les correspondan.

ARTÍCULO 213.- Dedicará el mayorcuidado a la conservación de la salud de sus soldados, y a este fin, atendiendoa la prescripción del médico, evitará que los enfermos o convalecientesdesempeñen servicios que puedan agravar sus males.

ARTÍCULO 214.- El ejemplo uqe(sic) el Capitán dé a sus subordinados, será el modelo que éstos tomen para normarsu conducta, y por esta razón, debe tener presente que dentro de los actos desu vida militar, es necesario que sea recto en los asuntos de carácter personalpara que sus inferiores imiten las buenas costumbres que debe poseer unmilitar.

ARTÍCULO 215.- Cuando algúnindividuo de su Unidad deba pasar al Hospital, al recibir el aviso que para elefecto le gire el Médico, formulará el pase correspondiente y recabará lasfirmas del Jefe del Detall, o administración, del Comandante de Cuerpo yComandante de la Zona o Guarnición, según corresponda, comunicándolo alPagador para los efectos del Certificado de último pago.

ARTÍCULO 216.- Cuando algúnindividuo de su Unidad falleciere, hará las gestiones necesarias para que laPagaduría cubra a los deudos las pagas de defunción, a fin de que éstos eroguenlos gastos que origine el sepelio, y que se recaben el certificado y acta dedefunción, los cuales entregará al Jefe del Detall; teniendo obligación deinvestigar y dar cuenta de si el fallecido tenía algunos derechos quebeneficien a sus deudos conforme a la Ley de Retiros y Pensiones.

ARTÍCULO 217.- Tendrá especialcuidado en que los reclutas adquieran cuanto antes los conocimientos que lessean indispensables para desempeñar el servicio que conforme a su clase lescorresponde.

ARTÍCULO 218.- Cuando hubierevacantes de Cabos o Sargentos, propondrá para que las cubran previo examen, alpersonal que llene los requisitos prevenidos en el presente Reglamento ydisposiciones legales relativas.

ARTÍCULO 219.- El día que se ledesigne, se presentará en las oficinas del Detall con el borrador de la listapara Revista de Administración, documento que formará en vista de los datos quearroje el estado de ALTA y BAJA del personal y ganado. Revisado dicho borradory autorizado convenientemente, formará el número de listas que se le ordene.

ARTÍCULO 220.- Nunca tendrá másprendas de vestuario, armamento y equipo que las necesarias para el uso de losindividuos de su unidad, sujetándose a las disposiciones administrativascorrespondientes sobre el particular.

ARTÍCULO 221.- Cuando desertarealgún individuo, formulará el parte correspondiente para la comprobación delmovimiento que debe hacer en sus estados.

ARTÍCULO 222.- Extenderá porescrito a los individuos de su Compañía, Escuadrón o Batería que sirvan comoasistentes, el comprobante que éstos deberán llevar consigo, así como lalicencia a los que la obtengan del Comandante del Cuerpo, para dormir fuera delcuartel.

ARTÍCULO 223.- Recibirá delDetall la numeración que corresponda a su Unidad, y hará que todas las prendasde la tropa que esté a sus órdenes, se marquen con el número de la corporacióny el de orden correspondiente a cada individuo. Las armas se marcaránfijándoles en la culata una placa que contenga los mismos datos.

ARTÍCULO 224.- Al segundoComandante de una Compañía, Escuadrón o Batería, le son comunes lasobligaciones señaladas a los Capitanes primeros en relación con el servicio,instrucción, disciplina y vigilancia de sus subordinados, bajo las instruccionesque de aquellos reciba.

ARTÍCULO 225.- Substituirá alCapitán primero en sus faltas absolutas o temporales y lo secundará en todaslas disposiciones que dicte relacionadas con el servicio y buena marcha de laUnidad.

ARTÍCULO 226.- Se encargará delas partes de la instrucción que le señale especialmente el Capitán primero ytendrá bajo su cargo y responsabilidad las labores, de escritorio relacionadascon la administración de su Unidad, de acuerdo con las instrucciones delComandante y lo que prevengan las disposiciones relativas.

ARTÍCULO 227.- Deberá hallarseconstantemente al tanto de todas las novedades de su Unidad y disposiciones quedicte el Capitán primero, a quien acompañará en todas sus revistas einspecciones.

ARTÍCULO 228.- En el serviciointerior del Cuerpo, alternará con los Capitanes primero, desempeñando losmismos servicios que éstos.

e). Del Secretario de laComandancia

ARTÍCULO 229.- El Secretario dela Comandancia tendrá a su cargo el trámite de la correspondencia oficial delComandante del Cuerpo.

ARTÍCULO 230.- En el despacho detodos los asuntos que se le encomienden se sujetará estrictamente a losacuerdos que sobre ellos hayan recaído y guardará la más absoluta discreción.

ARTÍCULO 231.- Conservará en elmayor orden el archivo de la Comandancia, apegándose para su organización a lasdisposiciones vigentes sobre el particular.

ARTÍCULO 232.- Con respecto alpersonal de la Plana Mayor, tendrá los deberes y atribuciones que para los desu grado se señalan en este Reglamento.

f). Del Depositario yForrajista

ARTÍCULO 233.- El OficialDepositario y Forrajista tendrá además de las obligaciones que con relación aestos servicios establecen las disposiciones legales en vigor, y por lo querespecta al personal de Plana Mayor, los deberes y atribuciones que para los desu grado se previenen en el presente Reglamento. En el caso de que este Oficialsea del Servicio de Intendencia, únicamente tendrá las consideracionescorrespondientes a su jerarquía.

g). Del Médico

ARTÍCULO 234.- El médico delCuerpo, es el encargado de atender todos los asuntos relacionados con lahigiene y la salud de las tropas.

ARTÍCULO 235.- Dependerá, en lomilitar, directamente del Comandante del Cuerpo, y en lo técnico delDepartamento de Sanidad Militar, ya sea directamente, o bien, por conducto delas Autoridades Sanitarias Superiores de la Zona.

ARTÍCULO 236.- Para llenar sumisión, el Médico dispone de los practicantes, enfermeros y ambulantes a susórdenes y cuenta con el material que el Reglamento del Servicio Sanitarioasigna a cada Unidad, constituyendo en conjunto una Sección Sanitaria.

ARTÍCULO 237.- Tendrá lasmisiones siguientes:

a).- El reconocimiento de laaptitud física de los reclutas.

b).- La práctica de las visitasmédicas diarias, mensuales y semestrales.

c).- La visita, por lo menossemanal, a los individuos del Cuerpo que se encuentren en el Hospital.

d).- La formación de la tarjetasanitaria de los individuos del Cuerpo.

e).- La atención urgente en casosde emergencia.

f).- El tratamiento en laenfermería o en la Cuadra de los pacientes que no ameriten hospitalización.

g).- La visita en su domicilio alos Jefes y Oficiales enfermos.

h).- La atención de los familiaresde los individuos del Cuerpo, que las disposiciones legales autoricen.

i).- La expedición de certificadosa los individuos enfermos, de la unidad o dependencia.

j).- La instrucción técnica ypráctica del personal de camilleros y enfermeros.

k).- La vigilancia de la higiene delos hombres y de los locales; la prevención de las enfermedades transmisibles yla campaña contra las epidemias y el alcoholismo.

l).- La enseñanza higiénica,teórica y práctica del personal militar.

m).- La asistencia médica durantelas maniobras y prácticas de campaña y las demás que le señalen lasdisposiciones legales en vigor.

ARTÍCULO 238.- Estará a sujeto alas disposiciones de este Reglamento en cuanto a disciplina, ética y demásprevenciones de observancia general, y, por lo que a su servicio se refiere, alas disposiciones vigentes sobre el particular.

h).Del Veterinario

ARTÍCULO 239.- El MédicoVeterinario, es el encargado de atender todos los asuntos relacionados con lasalud e higiene del ganado.

ARTÍCULO 240.- Para el desempeñode sus labores dispone, como ayudantes, de los Mariscales y herradores a susórdenes y cuenta con el material que el Reglamento del Servicio Sanitarioasigne a cada unidad, constituyendo el conjunto una SECCION VETERINARIA.

ARTÍCULO 241.- Dependerá, en lomilitar, directamente del Comandante del Cuerpo, y en lo técnico delDepartamento de Sanidad Militar, ya sea directamente o bien por conducto de lasAutoridades Veterinarias superiores de la Zona.

ARTÍCULO 242.- Este serviciotendrá las misiones siguientes:

a).- El reconocimiento de la unidadmilitar del ganado y su reseña.

b).- La práctica de las visitasveterinarias diarias y mensuales.

c).- La atención urgente en casosde emergencia.

d).- El tratamiento en cuadra delganado enfermo, que no amerite hospitalización, desecho o sacrificio.

e).- La inspección de forrajes parael ganado.

f).- La supervisión de los trabajosde mariscalía normal y ortopédica.

g).- La instrucción técnica ypráctica del personal de herradores y mariscales.

h).- La inspección bromatológica delos productos de origen animal que consuman las tropas.

i).- La vigilancia de la higiene delos locales del Servicio y de los ganados; la profilaxis de sus padecimientostransmisibles y prevención o campaña contra las epizootias, y,

j).- La intervención en lasrevistas de monturas y atalejas.

ARTÍCULO 243.- Estará sujeto alas disposiciones de este Reglamento en cuanto a disciplina, ética y demásprevenciones de observancia general y, por lo que a su servicio se refiere, alas disposiciones vigentes sobre el particular.

CAPÍTULO III

DEL AYUDANTE

ARTÍCULO 244.- El Ayudante delCuerpo es el encargado de comunicar y de hacer cumplir las órdenes que conreferencia al servicio dicten los Jefes. Le están subordinados directamente losOficiales e individuos de tropa de la Plana Mayor, sobre quienes tendrá losmismos deberes y atribuciones que un Comandante de Compañía, Escuadrón oBatería, en todo lo relativo a instrucción, disciplina y administración.

ARTÍCULO 245.- El Ayudante seráante el Comandante del Cuerpo, el responsable del cumplimiento de todas lasórdenes que con respecto al servicio se dicten, del régimen interior y aseo delcuartel.

ARTÍCULO 246.- Tendrá obligaciónde nombrar todos los servicios de armas y económicos del Cuerpo, con excepciónde los económicos de las Compañías, Escuadrones o Baterías, que sean de laatribución de los Capitanes. Para el efecto, llevará el roll de servicios quedesempeñen los oficiales y clases, a fin de nombrarlos por turno riguroso.Siempre que sea posible, hará que los servicios sean desempeñados por unidadesorgánicas.

ARTÍCULO 247.- Llevará elregistro de los castigos correccionales impuestos a los individuos de tropa,haciéndolo saber por la orden económica del Cuerpo; así como las distincionesde que sea objeto, para ejemplo y estímulo de los demás. Coleccionará tambiénlas fatigas de las fuerzas de servicio y de las que desempeñe cualquiera otracomisión fuera del cuartel.

ARTÍCULO 248.- Recibirá lafuerza que los oficiales de día le entreguen para cubrir el servicio de cuartely de plaza, y después de revistarla, la entregará dividida en fraccionescorrespondientes, a los comandantes nombrados al efecto, formando en seguida unestado de servicio, que entregará a la Comandancia de guarnición.

ARTÍCULO 249.- Luego que elSubayudante de plazo le haya entregado la Orden General, la comunicará alTeniente Coronel, acompañándolo a transmitirla al Comandante y tomar de éste,la particular del cuerpo. Recibida ésta, la entregará al Subayudante para queformule los tantos que sean necesarios para entregarlos a los sargentos de día.

ARTÍCULO 250.- El día que sepase Revista de Administración, ordenará que se reúnan los reclutas para queles sea tomada la protesta de fidelidad a la BANDERA o ESTANDARTE, de acuerdocon lo prevenido en las disposiciones vigentes.

ARTÍCULO 251.- En la lista de latarde, previa autorización del Comandante del Cuerpo, ordenará los toques quedeban darse, y después de tomar los partes de novedades de los Comandantes deCompañías, Escuadrones o Baterías, así como el del Capitán del cuartel, darácuenta al superior que esté presente, de las que hubieren ocurrido.

ARTÍCULO 252.- Los arrestos quecomunique por orden del Comandante del Cuerpo deberá ser por medio de boletaduplicada, que se expedirá para que un tanto de ella obre en el expediente delinteresado.

ARTÍCULO 253.- No permitirá queen el interior del cuartel se establezcan comercios permanentes indebidos,evitando que quienes vendan a las horas fijadas lo hagan a mayores precios quelos de plaza y pondrá en conocimiento del superior todos aquellos asuntos deesta índole y de agio que notare.

ARTÍCULO 254.- Cuando el cuerpotenga que formar, ordenará los toques a las horas prevenidas y dará parte alsuperior que esté presente, de cuando esté lista la fuerza para el servicio quetenga que desempeñar.

ARTÍCULO 255.- Al Ayudante leestará encomendada, de acuerdo con el Reglamento respectivo, así como de lasórdenes que reciba el Comandante del Cuerpo, la colocación de la tropa cuandotenga que marchar, y preparar el alojamiento en las plazas a que arribe,auxiliado por un oficial o clase de cada Compañía, Escuadrón o Batería.

ARTÍCULO 256.- Concurrirá con elTeniente Coronel, a los exámenes de los individuos de tropa propuestos para elascenso.

CAPÍTULO IV

DEL JEFE DE INSTRUCCIÓN

ARTÍCULO 257.- Además de losdeberes que le impone su jerarquía, el jefe de instrucción será el inmediatoauxiliar del Comandante del Cuerpo, en todo lo que se refiere a este importanteramo; en consecuencia, deberá poseer una cultura militar y general bastanteamplia, que le de autoridad sobre el cuadro de oficiales y lo ponga encondiciones de poder cumplir eficientemente con su cometido.

ARTÍCULO 258.- Dirigirá lainstrucción y dará las academias que señala es programa respectivo, sinapartarse de las prescripciones reglamentarias y disposiciones vigentes,pudiendo elegir con aprobación del Comandante, algunos oficiales máscapacitados como ayudantes para esta labor; vigilará las que den los oficialesy clases de las unidades que se encuentre en la matriz, así como la que se déen los destacamentos; formulará la documentación que proceda, y tendrá a sucargo los salones, muebles, útiles y enseres correspondientes.

Su actuación se apegará en todoa las órdenes de instrucciones que reciba del Comandante.

CAPÍTULO V

DEL SEGUNDO COMANDANTE

ARTÍCULO 259.- El SegundoComandante de un cuerpo de tropa, es el inmediato responsable de la observanciade las disposiciones en los diversos servicios, para lo cual vigilará laexactitud en el cumplimiento de las órdenes que se dieren, sin que le seapermitido variarlas del superior. Sostendrá con firmeza su autoridad,procurando darse cuenta de las faltas que cometan sus subordinados, paracorregir desde luego las que de por sí pueda remediar. No ocultará elComandante, por negligencia o disimulo, ninguna falta, a fin de no perturbar elorden ni relajar la disciplina y valor moral del Cuerpo.

ARTÍCULO 260.- Estará instruidoen cuanto previenen las Leyes y los Reglamentos en vigor, para secundar en todoal Comandante y substituirlo en sus ausencias, debiendo poner todo su empeño enla educación militar de sus subalternos.

ARTÍCULO 261.- Acudirádiariamente a la hora y lugar que designe el Comandante del Cuerpo para darleparte de las novedades ocurridas el día anterior y recibir la orden del Cuerpo,para transmitirla al Ayudante.

ARTÍCULO 262.- Será solícito enatender las quejas que le expongan sus inferiores, poniendo en conocimiento delsuperior lo que no estuviere en sus facultades remediar.

ARTÍCULO 263.- Cuando tome lasarmas del Cuerpo para cualquier acto del servicio, una vez reunido, lerevistará si lo creyere conveniente, antes de dar parte al Comandante.

ARTÍCULO 264.- Siempre que elCuerpo cubra puestos de la Plaza en que esté de guarnición, los visitará paracuidar de que los oficiales y tropa cumplan con sus deberes.

ARTÍCULO 265.- Acompañará alComandante del Cuerpo en las revistas que pase, para satisfacer las preguntasque le hiciere.

ARTÍCULO 266.- Por ningún motivodejará de vigilar que el ganado se atienda con esmero, que esté bien herrado yque el forraje que se le ministre sea suficiente y de buena calidad, remediandodesde luego, por sí, lo que estuviere en sus facultades, y dando cuenta en todocaso al superior.

ARTÍCULO 267.- Además de lasobligaciones que como segundo Comandante se le señalan en el presentereglamento, tendrá las que para el Jefe de Administración previene elreglamento respectivo; en la inteligencia de que mientras se pone en vigoréste, el funcionamiento de su Oficina de Detall se regirá por las disposicionesvigentes; en el desempeño de dicha función tendrá como auxiliar, al personalque le designe el citado reglamento o la planilla orgánica correspondiente.

CAPÍTULO VI

DEL COMANDANTE DEL CUERPO

ARTÍCULO 268.- El Comandante esante la Superioridad, el único responsable de la instrucción, administración ydisciplina del Cuerpo a sus órdenes.

ARTÍCULO 269.- vigilará laejecución de todos los servicios y el exacto cumplimiento de los deberes de sussubordinados; dejando a éstos en libertad en el ejercicio de sus funciones paradesarrollar y fomentar el espíritu de iniciativa y compenetración de lasresponsabilidades que tienen por el cargo que desempeñan, que son tannecesarios tanto en paz como en guerra.

ARTÍCULO 270.- Como responsableante la Superioridad de la disciplina del Cuerpo, así como de cualquier atrasoo deficiencia que se note en la instrucción en general, dedicará todo suesfuerzo y toda su atención a la educación militar de sus subalternos,individual y colectivamente.

ARTÍCULO 271.- Asistirá confrecuencia a las Academias de oficiales y cada bimestre practicará unreconocimiento al personal para darse cuenta del estado de adelanto en que seencuentra.

ARTÍCULO 272.- Dará personalmentela instrucción de conjunto a todo el Cuerpo reunido, en los días que señale elmencionado plan general y vigilará la instrucción de las fracciones.

ARTÍCULO 273.- Procurará que lainstrucción primaria encomendada a la escuela de tropa, se dé con todaregularidad y de acuerdo con los programas que fije la Secretaría de Guerra.Todos los individuos de tropa están obligados a concurrir puntualmente a ellaen el ciclo que les corresponda.

ARTÍCULO 274.- Procuraráestimular por todo los medios posibles a los individuos que se distingan por suaplicación y empeño, así como a los oficiales y otros elementos que procuren laelevación intelectual de los componentes del Cuerpo.

ARTÍCULO 275.- Mensualmenterendirá a la Superioridad, noticia de la Instrucción que se hubiere impartido,con expresión del aprovechamiento y aplicación de los oficiales, respecto delas materias impartidas en las academias.

ARTÍCULO 276.- Cada fin de añoorganizará un pequeño período de reconocimientos en las diversas ramas deactividad del Cuerpo, y como resultado de ellos, organizará una fiesta que seefectuará, de ser posible, el día 5 de febrero inmediato.

ARTÍCULO 277.- Con lascalificaciones obtenidas formará por triplicado un cuadro general, anotando lasque correspondan a cada individuo y del cual enviará un tanto a la Secretaríade Guerra y otro al Dettall para que se hagan las anotaciones en losexpedientes de los interesados.

ARTÍCULO 278.- Siempre que unaautoridad superior presencie las evoluciones de su Unidad, tomará el mandopersonalmente.

ARTÍCULO 279.- Hará que todossus actos se caractericen por su corrección, puntualidad y justicia, para darbuen ejemplo a sus subalternos, inspirándoles respeto, confianza y afecto.

ARTÍCULO 280.- Se esforzará enhacer que la conducta militar y civil de todos y cada uno de los componentesdel Cuerpo, esté regida por la más severa moral; evitará que adquierancompromisos superiores a sus posibilidades y que todos los que contraigan loscumplan con exactitud.

ARTÍCULO 281.- Procurará quetanto los oficiales como la tropa se encuentren satisfechos, que a cada uno sele dé buen trato y la distinción a que por su conducta se haga acreedor.

ARTÍCULO 282.- Procurarádesarrollar en todo el personal a sus órdenes y por todos los medios a sualcance, los más altos sentimientos de espíritu de Cuerpo, del deber, del honory de abnegación por la Patria.

ARTÍCULO 283.- Oirá con atenciónlas quejas que sus inferiores le expongan remediando lo que a este respectoestuviere dentro de sus facultades, manifestando siempre complacencia cuandose dirijan a él, tanto para pedir justicia como para cualquier asunto privado.

ARTÍCULO 284.- Por ningún motivopermitirá discusiones de carácter político o religioso en el interior delcuartel o alojamiento.

ARTÍCULO 285.- Deberá graduarlos castigos que impongan sus inferiores de acuerdo con sus facultades. En casode comprobar que el castigo impuesto ha sido sin justificación o conarbitrariedad, ordenará a quien lo impuso que lo levante, pudiendo en últimoextremo levantarlo por sí.

ARTÍCULO 286.- Tendrá especialcuidado en que los castigos sean impuestos con justicia e imparcialidad, quesean proporcionados a las faltas, a los antecedentes de los infractores y a lascircunstancias.

ARTÍCULO 287.- Revistaráfrecuentemente el ganado, exigiendo que esté siempre en buen estado deservicio, siendo responsable de que el forraje que se le ministre sea de buenacalidad y en cantidad suficiente y, por lo menos una vez al mes, pasará revistade armas, municiones, vestuario, monturas y equipo, para cerciorarsepersonalmente del estado en que se encuentren, practicando también elreconocimiento de los objetos que existan en el Depósito.

ARTÍCULO 288.- En los días enque el Cuerpo de su mando cubra el servicio de Plaza, visitara los puestos paracerciorarse de que los oficiales y tropa cumplen con su deber, no debiendoalterar las órdenes que tengan los Comandantes de dichos puestos.

ARTÍCULO 289.- Dará aviso a laSecretaría de Guerra luego que haya vacantes de clases en las fuerzas de sumando, a fin de que sean cubiertas de acuerdo con las disposiciones relativas.

ARTÍCULO 290.- Podrá ordenar, enlas unidades subalternas de su Corporación, los movimientos que creaconvenientes para el buen servicio y funcionamiento de ella, dando cuenta a laSecretaría de Guerra de los importantes.

ARTÍCULO 291.- Nombrará para lacomisión de Subayudantes del cuerpo a dos Subtenientes o Tenientes, según elArma, eligiendo aquellos que demuestren más aptitudes y buena conducta, y en igualdadde circunstancias a los más antiguos, dando aviso de ello a la Secretaría deGuerra.

ARTÍCULO 292.- Deberá, bajo sumás estricta responsabilidad, dar curso a las solicitudes que por su conductoeleven sus subalternos a la Superioridad. Cuando estén mal redactadas oescritas, se las devolverá haciéndoles notar el error en que incurrieron paraque las repongan a la mayor brevedad y les dé trámite.

ARTÍCULO 293.- Visitará confrecuencia la Oficina de Administración o Detall del Cuerpo y las papeleras delas unidades, exigiendo que esté todo al corriente y con limpieza, y losdocumentos de conformidad con las disposiciones legales, de tal manera que confacilidad puedan obtenerse las noticias que se necesiten, y revisará todos losdocumentos que deban ser remitidos a la Secretaría de Guerra, antes de poner enellos el “Visto Bueno”.

ARTÍCULO 294.- Hará que en elcuerpo a su mando se observe una disciplina razonada, vigilando que los jefes,oficiales y clases no abusen de su autoridad; que a cada individuo se lesostenga en el pleno ejercicio de sus funciones; que ninguna falta quede sincastigo, ni ningún acto meritorio sin recompensa y que cuantos soldados paguela Nación sean útiles para el servicio y destinados exclusivamente para sudesempeño. Procurará que en todos sus actos se revele su justificación yprudencia; que su buen preceder, desinterés y firmeza, sirvan de estímulo yejemplo; que el cuerpo progrese en la instrucción y que la disciplina yespíritu militar de los oficiales y tropa correspondan a las exigencias delhonor, buen nombre y decoro del Ejército.

ARTÍCULO 295.- Atenderá yestudiará cuidadosamente cualquier iniciativa que presenten sus subalternostendiente al mejoramiento del Ejército y en particular al del cuerpo, ysometerá a la consideración de la Secretaría de Guerra aquellas que lomerezcan y deba conocer, debiendo hacer mención de ello por la orden económicadel cuerpo para distinguir al interesado y estimular a los demás.

ARTÍCULO 296.- Proporcionará aquien corresponda, con cargo al gasto común, los útiles, desinfectantes,pinturas y demás menesteres indispensables para el aseo, salubridad yconservación, poniendo a su disposición, como ayudantes, a las clases ysoldados que estime convenientes.

ARTÍCULO 297.- Visitará periódicamentea los enfermos de su corporación que se encuentren curando en el hospital, siéste radica en la misma plaza, para cerciorarse de que son bien atendidos y deque su estado de salud amerita su estancia en dicho establecimiento.

ARTÍCULO 298.- Evitará que entreel personal a sus órdenes existan discordias, intrigas, riñas, egoísmos, etc.,así como que existan estos defectos en contra de otras corporaciones delEjército, pues debe tener presente que esto redunda en grave perjuicio de lasolidaridad y compañerismo que debe imperar en las corporaciones.

TÍTULO IV

DEBERES FUERA DE LOS CUERPOS DETROPA

CAPÍTULO I

DE LOS MILITARES EN COMISIONESTÉCNICAS, ADMINISTRATIVAS, INSPECTORAS, ETC., ETC.

ARTÍCULO 299.- Los militares quese encuentren en dependencias de carácter técnico, administrativo, ComisionesInspectoras y en general todos los que no estén encuadrados en los Cuerpos detropa, deberán cumplir en la parte que les corresponda lo prevenido en elpresente reglamento, y lo que dispongan los particulares de la dependencia enque presten sus servicios.

CAPÍTULO II

DE LOS MILITARES EN ELEXTRANJERO

ARTÍCULO 300.- Los militarescomisionados fuera del país, se sujetaran a las prescripciones del reglamentorespectivo y no olvidarán que su situación los obliga muy particularmente aprestigiar al Ejército y a la Nación.

ARTÍCULO 301.- En sus relacionescon los militares de los demás países, observarán una conducta todo gentilezaque los haga merecedores de su estimación y respeto.

TÍTULO V

DE LOS MILITARES CON LICENCIA

CAPÍTULO I

LICENCIA ORDINARIA

ARTÍCULO 302.- Los Generales,Jefes, Oficiales e individuos de tropa que gocen de licencia ordinaria, sepresentarán al Jefe Militar del lugar en que se deban disfrutarla, mostrandosus documentos y dándole cuenta de su domicilio.

ARTÍCULO 303.- Cuando el JefeMilitar de la Plaza sea de inferior categoría, se le participará el arribo, asícomo el domicilio, adjuntándole el oficio de licencia a fin de que tome nota deél.

ARTÍCULO 304.- El militar quegoce de licencia ordinaria, deberá pasar Revista de Administración en losprimeros cinco días de cada mes ante el Comandante de la Guarnición o de lasArmas del lugar en que se encuentre, quien le expedirá el comprobante que debepresentar al funcionario de Hacienda, Correos o Telégrafos, en su caso, delmismo lugar, enviando el documento que se le expida, al jefe de quien dependa.

ARTÍCULO 305.- El militar aquien se le conceda licencia deberá comenzar a hacer uso de ella en la fecha enque se le fije en el aviso oficial correspondiente, dando cuenta por escrito alsuperior de quien dependa. Sólo en casos excepcionales o por asuntos delservicio, los Comandantes de Cuerpo y demás dependencias del Ejército podrántransferir esta fecha hasta por veinte días, dando cuenta a la Secretaría deGuerra. Los individuos de tropa llenarán este requisito de palabra y ante sussuperiores inmediatos.

ARTÍCULO 306.- Los Jefes yOficiales que soliciten prórroga de licencia, lo harán con la debidaanticipación y por conducto del Jefe de quien dependan; los que no dispusierende comunicación rápida por correo, podrán dirigirse a sus jefes por telégrafo obien elevar su instancia por conducto de la autoridad militar del lugar en quese encuentren, con copia para el jefe de quien dependan.

ARTÍCULO 307.- El que sin causajustificada no se presentare al fenecer el tiempo concedido para hacer uso desu licencia, será juzgado como desertor, salvo los casos en que por ladistancia a que se encuentre u otro motivo, la Superioridad no crea convenienteproceder en su contra. De cualquier manera, el interesado dará oportuno avisoal superior de quien dependa de los motivos que puedan retardar suincorporación.

ARTÍCULO 308.- En caso dealteración del orden en la Plaza en que un militar disfrute de licencia, deberáéste presentarse desde luego en la Corporación a que pertenezca, si radica enla Zona, y en caso contrario a la autoridad militar más inmediata.

ARTÍCULO 309.- Cuando pormotivos de enfermedad de carácter grave, los militares que gocen de licencia nopuedan cumplir con el requisito previsto en el artículo anterior, darán avisoal Comandante de su Corporación y a la Autoridad Militar del lugar para que seprovidencié lo conveniente.

ARTÍCULO 310.- Los militares conlicencia tendrán derecho a solicitar se les ministren sus haberes por laOficina Federal de Hacienda, si la hubiere, del lugar a donde fueren adisfrutarla y si no la hay, en la más próxima por conducto de alguna OficinaFederal.

ARTÍCULO 311.- Cuando lalicencia haya sido concedida para asuntos particulares, podrán salirtemporalmente del lugar en que la disfruten, dando aviso por escrito a laautoridad militar correspondiente.

CAPÍTULO II

DE LOS MILITARES CON LICENCIAILIMITADA

ARTÍCULO 312.- Los que disfrutende licencia ilimitada, podrán usar el uniforme de su jerarquía, quedando sujetoa las Leyes y Reglamentos respectivos, pero no tendrán obligación de pasarRevista de Administración.

ARTÍCULO 313.- Comunicarán a laSecretaría de Guerra el lugar de su residencia y domicilio, haciéndolo cada vezque cambien de ellos.

TÍTULO VI

DE LOS MILITARES ENFERMOS

CAPÍTULO ÚNICO

ARTÍCULO 314.- Los Jefes uOficiales que fueren atacados de enfermedad de carácter agudo que losimposibilite para el servicio, darán inmediatamente aviso al Comandante delCuerpo o Jefe de la Dependencia en que presten sus servicios, quedando desdeluego autorizados para atender a su curación por el término de ocho días, hastarecibir la visita del médico, quien, de acuerdo a su diagnóstico, será el quefije el tiempo necesario para su restablecimiento, procediendo los interesadosa solicitar licencia ordinaria, cuando necesiten más de ocho días señalados osu pase al Hospital.

ARTÍCULO 315.- Cuando seencuentre atacado de enfermedad algunos de los familiares de un militar quetenga derecho a atención médica oficial, y éste deseare los servicios delmédico del Cuerpo o dependencia, hará verbalmente o por escrito una solicitudal Comandante o jefe de ella en tal sentido. Inmediatamente que el Jefe recibaesta solicitud, ordenará que el médico proceda a prestar la atenciónsolicitada.

ARTÍCULO 316.- El militar que seencuentre gozando de licencia por enfermedad y tuviere que cambiar deresidencia, lo avisará al Comandante de su Corporación, radique o no en lamisma Plaza y a la Autoridad Militar del lugar.

TÍTULO VII

DE LOS MILITARES PROCESADOS

ARTÍCULO 317.- Los militaresprocesados cumplirán con el presente Reglamento en todo lo concerniente adisciplina y con lo que previene para su situación particular el reglamentorespectivo.

TÍTULO VIII

DE LOS MILITARES QUE VIAJEN SINMANDO DE TROPA

ARTÍCULO 318.- Todo militar queviaje aislado deberá presentarse al Comandante de la Zona, Guarnición o Armasdel lugar de su destino, dentro de las 24 horas siguientes a su arribo, sifuere de igual o inferior jerarquía, en caso contrario le comunicará su llegadapor medio de un ayudante o por escrito, siempre que no pertenezca o vaya acausar alta en algún Cuerpo o Dependencia de la Plaza en que tengan mando lasautoridades antes señaladas, pues en este caso, el Comandante o Jefe respectivodará cuenta de su llegada en el parte de novedades correspondiente.

Igual obligación tendrán losque estando de tránsito, tengan que permanecer por igual tiempo en una plazadonde hubiere guarnición, salvo el caso de que permanezcan a bordo del tren enque viajen.

ARTÍCULO 319.- Al emprender elviaje, los que no estén comprendidos en el segundo párrafo del artículoanterior, se presentarán también a las mismas autoridades, a dar cuenta de sumarcha.

ARTÍCULO 320.- Los Comandantesde Zona, Guarnición y Armas, llevarán un registro, con anotación de domicilios,de los militares extraños a su jurisdicción, que arriben o salgan de la plazaen que radiquen, haciendo constar en el oficio, que les presenten losinteresados para justificar su marcha, que cumplieron con estas obligaciones.

ARTÍCULO 321.- Los Comandantesde Cuerpo o Dependencia, al dar parte verbal, presentarán al Comandante de laZona o Guarnición a los Generales, Jefes y Oficiales que se hubierenincorporado el día anterior.

ARTÍCULO 322.- Cualquier militarque se encuentre de tránsito en alguna plaza en que se altere el orden, sepresentará a la Autoridad Militar.

ARTÍCULO 323.- Todo militar aquien se fije determinado derrotero, no podrá desviarse de él sin causasuficientemente justificada.

TÍTULO IX

DE LOS MILITARES RETIRADOS

ARTÍCULO 324.- Los militaresretirados están sujetos a las leyes que rigen al Ejército, tienen derecho ausar el uniforme correspondiente, a que se les guarden las consideraciones desu jerarquía, a cambiar de residencia dentro del territorio de la República,con obligación de dar parte a las autoridades militares y a viajar fuera delpaís con permiso de la Secretaría de Guerra.

TÍTULO X

DEL MANDO

ARTÍCULO 325.- El mando militarresidirá en una sola persona y por ningún motivo será divisible. El mando puedeser titular, interino, accidental o incidental.

ARTÍCULO 326.- Es titular,cuando se ejerce en propiedad por órdenes expresas de la Secretaría de Guerra.

ARTÍCULO 327.- Es interino,cuando se ejerce por orden de la autoridad correspondiente mientras se nombraal jefe titular.

ARTÍCULO 328.- El mando interinode los cuerpos de tropa y dependencias será otorgado por la Secretaría deGuerra al igual que el titular. Dentro de cada caso el Comandante tendráfacultad para nombrar a los de Unidades subalternas, siempre que no se hayandestinado oficialmente a quienes, por su grado, les corresponda el mando.

Los Comandantes de grandes unidadespodrán otorgar los mandos interinos, en las tropas a sus órdenes, en tanto laSecretaría de Guerra designa a los titulares.

ARTÍCULO 329.- El mando esaccidental, cuando se ejerce por la ausencia del superior que le impidadesempeñarlo, como en casos de enfermedad, licencia, comisiones fuera de laPlaza o otros motivos por los que el superior no se presente a ejercer susfunciones.

ARTÍCULO 330.- Es incidental,cuando un inferior lo desempeña por ausencia momentánea del superior, que noesté imposibilitado para ejercerlo.

ARTÍCULO 331.- Con el mandointerino o accidental se tendrán las mismas obligaciones, derechos,atribuciones y responsabilidades que correspondan al titular.

ARTÍCULO 332.- Con el mandoincidental, sólo se tendrán obligaciones y atribuciones momentáneas, mientrasse presenta el superior, limitándose quien lo ejerza a cumplir las órdenes quereciba, dando aviso inmediatamente al superior que supla.

ARTÍCULO 333.- El mandoaccidental o incidental recaerá en el Jefe, Oficial o Clase inmediato inferioral que la origine; si son varios de igual categoría a quienes puedacorresponder el mando, lo tomará el más antiguo.

ARTÍCULO 334.- Cuando concurranen un mismo punto diversos cuerpos o fracciones de una o varias armas yservicios, para el desempeño de un servicio determinado y estuviere ausente laAutoridad Militar del lugar, así como el Jefe nombrado para ejercer el mando,tomará éste, el General, Jefe u Oficial de la clase de la Guerra de mayorgraduación, entre los Cuerpos o fracciones presentes, y si hubiere dos o másdel mismo empleo, el más antiguo.

ARTÍCULO 335.- La antigüedad delos Generales del Ejército, sólo servirá para el mando accidental, pues en lorelativo a comisiones del servicio, queda al arbitrio del C. Presidente de laRepública determinar los que deban desempeñarlas.

ARTÍCULO 336.- Ni con el mando ocargo accidental que se ejerce por antigüedad o sucesión regular, ni con elinterino, igualmente provisional, tendrá el substituto derecho a mayor empleo oasimilación, ni a otro sueldo que el asignado a su jerarquía; pero sí percibirála gratificación para gastos de escritorio u otros, que le correspondan deacuerdo con las disposiciones legales o los que el Supremo Gobierno le señalecuando lo estime conveniente, en razón del cargo que se le confía.

ARTÍCULO 337.- El mando detropas reunidas de un modo transitorio, cesará respecto de aquellas que seseparen por tener que cumplir algún servicio u órdenes particulares en otropunto, sin que el superior que accidentalmente mande, pueda impedir elcumplimiento de las que tuviere cada jefe.

ARTÍCULO 338.- Los Comandantesde las fuerzas reunidas en un mismo lugar darán a conocer su destino, si nofuere reservado, a la autoridad superior que lo requiera.

ARTÍCULO 339.- El militar quepor las circunstancias previstas en esté título, llegare a mandaraccidentalmento (sic) una fuerza, dará inmediatamente parte al superiorrespectivo, por el medio más rápido de que pueda hacer uso en la localidad enque se encuentre.

TÍTULO XI

CARGOS

ARTÍCULO 340.- Se llama cargomilitar, al destino que se da a un miembro del Ejército, de acuerdo con sujerarquía, para ocuparse en determinados asuntos del servicio. Si el cargo espermanente, el que lo desempeñe sólo podrá ser removido de él por orden de laSecretaría de Guerra o del superior que para ello estuviere autorizado; pero sifuere transitorio, se considerará terminado cuando el encargado de él dé parteverbal o por escrito de haber cumplido con lo que se le ordenó.

ARTÍCULO 341.- Los cargos puedenser:

a).- Con mando de tropas.

b).- En servicio sedentario.

ARTÍCULO 342.- En cada uno deestos casos el personal que desempeñe el cargo puede estar:

a).- De planta.

b).- Agregado.

c).- Comisionado.

ARTÍCULO 343.- Se encuentra conmando de tropas, el perteneciente a las unidades de tropas de las Armas yServicios, a los Cuarteles Generales de Zonas, Comandancias de Guarnición y alas unidades de alumnos en Escuelas Militares.

ARTÍCULO 344.- Está en serviciosedentario el personal no comprendido en el artículo anterior; pero quedesempeña un cargo perfectamente definido.

ARTÍCULO 345.- El personal nocomprendido en los artículos anteriores, estando pendiente de destino, aunquepor su situación particular perciba sus haberes por conducto de otradependencia del Ejército, que no sea el Departamento del Arma o Servicio a quepertenezca, está en disponibilidad.

ARTÍCULO 346.- De planta es elpersonal que se encuentra comprendido dentro de la dotación orgánica de unaunidad o dependencia.

ARTÍCULO 347.- Agregados, sonlos militares que sirven en una corporación o dependencia, sin pertenecer a ladotación orgánica. Esta denominación corresponde también a los representantesmilitares en el extranjero.

ARTÍCULO 348.- Son comisionados,los que perteneciendo a determinada unidad o dependencia militar, de planta oagregados, se encuentren temporalmente ausentes de ella, prestando susservicios en otra, por razones de instrucción, o para el desarrollo de trabajosespeciales, los que sean designados como jefes de misiones militares, y losestudiantes militares, en el extranjero.

ARTÍCULO 349.- Ningún militarpodrá rehusar el servicio para que fuere nombrado, de acuerdo con lo prevenidoen este Reglamento, y estará obligado a desempeñarlo, cuando sea de carácterpermanente, mientras no se le releve de él, o hasta que lo haya cumplidototalmente, cuando sea transitorio.

ARTÍCULO 350.- Salvo el caso deenfermedad grave o impedimento legal, que se comprobará debidamente ningúnmilitar podrá entregar o ceder a otro el mando de TROPAS, PLAZAS, FUERTES,GUARNICIONES, PARTIDAS y en general, el cargo que se le haya conferido sinpermiso u orden de la Secretaría de Guerra o del jefe que le confió el mando ocargo, siempre que este último tenga facultades para ello y que se llenen losrequisitos que previene el reglamento.

ARTÍCULO 351.- El militar enquien recayeren varios cargos militares, que no pueda desempeñar a la vez,ocurrirá al superior de mayor categoría de los que se los hayan conferido, paraque éste determine a cuál debe de dar preferencia.

ARTÍCULO 352.- Todo militar, alsepararse de un cargo, hará entrega de él en la forma que en este título seprescribe.

a). Entrega de la Comandanciade un Cuerpo o Dependencia

ARTÍCULO 353.- En la entrega de uncuerpo de tropa intervendrá un general o coronel auxiliado por un mayor ocapitán primero como secretario, nombrados por el comandante de zona quecorresponda y se observará lo siguiente:

I.- Se tomará la protesta de leysegún lo establece el artículo 128 de la Constitución Política de los EstadosUnidos Mexicanos, la de bandera, y se dará posesión del mando con lasformalidades debidas.

II.- El que entrega, el que recibey el interventor, darán desde luego cuenta por escrito a la Secretaría deGuerra y a la Comandancia de Zona respectiva de haberse dado posesión delmando.

III.- Inmediatamente después dehaberse dado posesión del mando, se verificará la revista del personal, la cualse pasará confrontándolo con las filiaciones correspondientes, procediéndose acontinuación a la entrega de todo lo que tenga de cargo la unidad, siguiendopara esta entrega la secuela establecida para pasar una revista de inspecciónordinaria, debiendo estar presentes en todos estos actos el que entrega, el querecibe y el interventor; en el concepto de que se fija un plazo de quince díaspara la total entrega y recepción del cuerpo. El nuevo comandante comprobará laexistencia de todos los cargos, de acuerdo con el inventario general valorado.Si hubiere diferencias se harán constar en el acta de procedimiento.

IV.- El que reciba tendrá especialcuidado de interiorizarse del funcionamiento orgánico, administrativo, etc.,dedicando especial cuidado en que el personal reúna las condiciones dereclutamiento en vigor; que el ganado satisfaga los requisitos de edad,alzada, color y sanidad, cuidando de especificar su estado de carnes yeducación y por último el estado de conservación del armamento. Con elresultado dará cuenta oportunamente a la Secretaría de Guerra, sin omitir lasdeficiencias que hubiere encontrado en el acto de la entrega.

V.- Hecha la total entrega de loperteneciente a la unidad, el interventor levantará el acta de procedimiento,en la cual hará constar, detalladamente, la manera cómo tuvo lugar, así como lasdiferencias que se hubieren notado en el inventario general valorado, el cualdebe confrontarse, comprobando la existencia de todos los cargos, durante elacto de entrega y recepción, así como también las deficiencias relacionadas conlo dispuesto en el artículo anterior. Esta acta deberá ser firmada por el queentrega, el que recibe y el interventor.

VI.- Con la documentación deentrega, se formarán los legajos necesarios, conteniendo cada uno de losdocumentos siguientes:

a).- Copia de la orden superior quemotivo el incidente.

b).- Acta de la protesta a que serefiere el artículo 128 de la Constitución.

c).- Acta de procedimiento.

d).- Estado de fuerza con destino.

e).- Inventario general valorado dela dependencia afectada, con los cargos que tenga el día de la entrega.

f).- Relación de los efectosadquiridos con economías, que no estuvieren incluidos en el inventario y de loscuales no tenga conocimiento la Intendencia General del Ejército.

g).- Relaciones por ramos de laadministración, de los efectos que, teniendo cargo en la corporación, no seentreguen al nuevo comandante, o que, existiendo, hayan sido substituidos porotros, sin autorización de la Secretaría de Guerra.

VII.- El jefe que reciba distribuirálos legajos en la forma siguiente: uno quedará en el archivo de la oficina,otro en poder del jefe que entrega, otro en el del que recibe, otro se remitiráa la Inspección General del Ejército, otro a la Intendencia General del mismo,otro para el Departamento del Arma correspondiente y otro para el Comandante dela zona respectiva, por conducto del interventor. Cuando intervenga algúninspector dependiente de la Secretaría de Hacienda, en las entregas a que serefiere este título, se hará un legajo más para entregarse al aludido inspector.

VIII.- El que recibe, el que entregay el interventor, darán cuenta por escrito a la Secretaría de Guerra de habercumplido la orden superior; en la inteligencia de que serán responsables, porigual, si posteriormente a la entrega resultaren irregularidades y deficienciasque no fueren tomadas en consideración durante la entrega y recepción, o si losdocumentos que con tal motivo se formen, no estuvieren ajustados estrictamentea la verdad; en el concepto de que el interventor exigirá que la entrega y recepciónse verifique con apego a las prescripciones del presente reglamento y demásdisposiciones relativas en vigor.

b). Entrega de la Oficina delDetall.

ARTÍCULO 354.- El Detall de uncuerpo se entregará con la intervención de un Coronel o Teniente Coronel,nombrado por el Comandante de la Zona. Los documentos que deben servir paradicha entrega, además de los prevenidos en los incisos a, b, c (frac. VI delartículo 353), serán los siguientes:

I.- Estados de fuerza condestinos.

II.- Estado de Armamento, correajey municiones.

III.- Estado de vestuario, monturasy equipo.

IV.- Estado de material deartillería (en los cuerpos de esta arma), o material de acompañamientoen los demás.

V.- Relación de jefes, oficiales ytropa de servicios adscritos a la corporación.

VI.- Relación de las hojas deactuación de jefes y oficiales, con la comprobación respectivas y expresión delas fojas que tenga cada uno.

VII.- Relación de expedientes, porunidades, de individuos de tropa, considerados los de servicios, con anotacióndel número de fojas que tengan.

VIII.- Relación de personalexcedente, si lo hubiere.

IX.- Reseñas de ganado, porunidades, en cuerpos montados.

X.- Inventario de muebles, útilesy enseres que tiene la oficina del Detall, y relación de tarjetas de control.

ARTÍCULO 355.- Se confrontaránlos cargos que tengan los comandantes de compañía, escuadrón o batería con losdatos que existan en el Detall, firmando los estados y relaciones respectivos,los comandantes, el que entrega, el que recibe y el interventor. Las faltas ydeficiencias que se notaren se harán figurar en el acta de procedimiento.

Con estos documentos seformarán los legajos necesarios, dándoseles el mismo destino que a los que sehacen para la entrega de una Comandancia.

c). Entrega de una Compañía,Escuadrón o Batería.

ARTÍCULO 356.- Para la entregade una compañía, escuadrón o batería, el jefe del cuerpo nombrará un Capitánprimero que intervenga en el acto; observándose el orden establecido en los artículosanteriores. El oficial que entregue formará por triplicado, además de losprevenidos en los incisos a, b, c del artículo 353, fracción VI, los documentossiguientes:

I.- Relación nominal del personalde la unidad con anotación de sus destinos y cargos que tenga cada uno,haciéndose constar al final la existencia en el Depósito del cuerpo.

II.- Estados de fuerza condestinos; de armamento y municiones y de vestuario, monturas y equipo.

III.- Relación de caudales recibidosy distribuidos durante el mes, con el visto bueno del Jefe del Detall.

IV.- Relación de descuentos que seestén practicando, en la que conste el motivo que los originó, las cantidadesabonadas y lo que falta por descontar.

V.- Inventario de carpetas,muebles útiles y enseres, y de todo lo que exista en la cuadra.

VI.- Lista de reseñas del ganado dela unidad.

VII.- Estado de material deartillería o de acompañamiento.

VIII.- Relación de matrículas dearmamento portátil, y relación de equipo individual.

ARTÍCULO 357.- Con losanteriores documentos se formarán tres legajos que se destinarán: uno al queentrega, otro al que recibe y otro para el Detall.

ARTÍCULO 358.- Los cargos de lacompañía, escuadrón o batería se confrontarán con los del Detall.

ARTÍCULO 359.- El oficial quereciba, se cerciorará debidamente de la existencia de todo lo que se leentrega, pues terminada ésta y levantada el acta respectiva, será el únicoresponsable del mando y administración de su Unidad. La entrega y recepción seefectuará en un plazo no mayor de 15 días.

d). Entrega de otrasDependencias

ARTÍCULO 360.- La entrega deDepartamentos, Comandancias de Zona, Guarniciones y demás dependencias nomencionadas en los artículos anteriores, así como las que hagan losforrajistas, depositarios, administradores, etc., se efectuarán siguiendo poranalogía los principios establecidos en el presente título, formándose losdocumentos que procedan.

ARTÍCULO 361.- Para la entregade una Comandancia de Zona, no se nombrará interventor. El Comandante salientepresentará, si las necesidades del servicio lo permiten, al Comandanteentrante, a los de Guarnición, Cuerpos, servicios y demás dependenciasexistentes en la jurisdicción a su cargo y se dará a conocer el movimientoefectuado por la Orden General de las plazas en que tenga mando.

La entrega de mobiliario,archivo, depósitos, etc., se hará por los Jefes de los Estados Mayores,siguiendo los principios establecidos.

ARTÍCULO 362.- Los que tengan uncargo en el Ejército y fueren nombrados para desempeñar algún puesto deelección popular, harán entrega de él, conforme a las órdenes que dicte laSecretaría de Guerra.

ARTÍCULO 363.- Para servircualquier otro empleo, ya sea federal o de los Estados, todo individuo delEjército necesitará el permiso correspondiente de la Secretaría de Guerra.

ARTÍCULO 364.- Para la entregade cargos no incluídos en los artículos anteriores, se nombrará interventorsiempre que haya documentos, libros, muebles, enseres, etc., que entregar, eneste caso se procederá de acuerdo con lo prevenido en el presente reglamento;en caso contrario y cuando el cargo implique determinado procedimiento especialo si obedece a instrucciones particulares o consignas no previstas, el queentregue formulará un pliego por triplicado, en que con toda claridad seexpresen las instrucciones y procedimientos que haya que seguir para el buendesempeño de la comisión de que se trate; estos tantos serán firmados por elque entrega, el que reciba y el inmediato superior de quien dependan,quedándose con un tanto cada uno de los que intervienen para justificación dela entrega.

TRANSITORIO

Este Reglamento comenzará aregir desde la fecha de su publicación, quedando derogadas todas lasdisposiciones en vigor que a él se opongan.

En cumplimiento a lo dispuestopor la fracción I del artículo 89 de la Constitución Política de los EstadosUnidos Mexicanos, y para su publicación y observancia, expido el presente en laresidencia del Poder Ejecutivo Federal, en la ciudad de México, a los diez díasdel mes de noviembre de mil novecientos treinta y seis. - El PresidenteConstitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Lázaro Cárdenas.-Rúbrica.- El Subsecretario, Encargado del Despacho de Guerra y Marina, Generalde Brigada, Manuel Avila Camacho.- Rúbrica.

Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Twana Towne Ret

Last Updated: 12/23/2022

Views: 6371

Rating: 4.3 / 5 (64 voted)

Reviews: 87% of readers found this page helpful

Author information

Name: Twana Towne Ret

Birthday: 1994-03-19

Address: Apt. 990 97439 Corwin Motorway, Port Eliseoburgh, NM 99144-2618

Phone: +5958753152963

Job: National Specialist

Hobby: Kayaking, Photography, Skydiving, Embroidery, Leather crafting, Orienteering, Cooking

Introduction: My name is Twana Towne Ret, I am a famous, talented, joyous, perfect, powerful, inquisitive, lovely person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.